Domingo, 23 Julio, 2017

            

Se pone en marcha el primer plan de acción de la estrategia energética de Andalucía

Incorpora conceptos que permiten situar a la ciudadanía en el centro del sistema energético, tales como el autoconsumo, formación e información energética

Tendidos eléctricos | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

El Órgano de Evaluación de la Estrategia Energética de Andalucía 2020, que participa en la definición y seguimiento de las distintas acciones que se desarrollarán en el marco de la planificación energética en los próximos años, se ha constituido para proponer, analizar y discutir las primeras acciones a incluir en el primer Plan de Acción de la Estrategia 2016-2017.

Este órgano está integrado por representantes de todas las consejerías de la Junta de Andalucía, de los agentes empresariales y sociales, asociaciones de consumidores, entidades locales y dos expertos, por lo que la Administración andaluza ha explicado en un comunicado que entre sus cometidos está el de “conocer, proponer y valorar las acciones propuestas en los futuros Planes de Acción que desarrollarán los cinco programas de actuación recogidos en la Estrategia Energética de Andalucía 2020.

Estos cinco programas son Energía Inteligente; Mejora de la Competitividad; Mejora de las Infraestructuras y Calidad de los Servicios Energéticos; Cultura Energética, y Gestión Energética en las Administraciones Públicas de Andalucía, y que, según ha apuntado la Junta, “actuarán en todos los sectores de la sociedad andaluza” como son ciudadanía, empresas, agricultura y pesca, industrias, formación, sector científico y tecnológico, así como en las propias administraciones, regional y local.

La reunión de constitución del Órgano de Evaluación ha estado presidida por la secretaria general de Innovación, Industria y Energía, María José Asensio Coto, contando además con la presencia de la directora gerente de la Agencia Andaluza de la Energía, Natalia González Hereza; siendo esta última entidad la responsable, además, de realizar el seguimiento de las acciones aprobadas.

En esta reunión de inicio se ha analizado un primer documento de trabajo con 113 acciones propuestas por los órganos de dirección y seguimiento de la Estrategia. Este es el punto de partida para recopilar, del resto de agentes implicados, las acciones que desde sus respectivos ámbitos de actuación contribuyan a cumplir los objetivos de la Estrategia, previamente consensuados.

Así, las acciones encuadradas bajo el programa ‘Mejora de la Competitividad’ en este primer documento de trabajo suponen el mayor número del conjunto, y se dirigirán fundamentalmente al fomento de instalaciones y soluciones constructivas, y a la realización de estudios e informes.

Se da así preferencia a la generación de actividad económica empresarial y a la mejora de su competitividad mediante el uso eficaz de la energía, en línea con los retos establecidos en la ‘Estrategia Energética de Andalucía 2020’, el ‘Plan Integral de Fomento para el Sector de la Construcción y Rehabilitación Sostenible de Andalucía’, ‘Horizonte 2020’ y con el ‘Programa Operativo Feder Andalucía 2014-2020’, así como con otras planificaciones con las que se ha buscado una coherencia como son la ‘Agenda por el Empleo’, el ‘Plan Económico de Andalucía 2014-2020’ o la ‘Estrategia para la Competitividad’.

ACCIONES PROPUESTAS

También es destacable el elevado número de acciones propuestas en el programa ‘Gestión Energética de las Administraciones Públicas en Andalucía’, dirigido a favorecer la eficacia y la eficiencia de la administración, fundamentalmente mediante acciones de fomento de instalaciones y rehabilitación energética de edificios; y de estudios y guías necesarios para realizar una gestión eficiente de la energía en la Administración.

Están previstas reuniones de trabajo bilaterales entre la Agencia Andaluza de la Energía y cada uno de los actores participantes, al objeto de homogeneizar y completar todos los detalles de las acciones sectoriales que se vayan proponiendo, por lo que además, para facilitar la participación y colaboración entre los integrantes del Órgano de Evaluación y poder realizar un adecuado seguimiento de las acciones, se ha habilitado una plataforma ‘on line’.

Una vez finalizado este trabajo elaborado bajo el principio de gobernanza, el Órgano de Evaluación presentará su propuesta definitiva, que deberá ser aprobada para su ejecución por la Dirección General de Industria Energía y Minas.

ESTRATEGIA ENERGÉTICA DE ANDALUCÍA 2020

La Estrategia Energética de Andalucía 2020 recoge las líneas principales de la política energética andaluza en el horizonte 2020. Se ha diseñado con una estructura flexible que permitirá modificar las iniciativas puestas en marcha para lograr el alcance de sus objetivos conforme evolucione el contexto legislativo, económico y social que afecta al ámbito energético. Así, durante el seguimiento de la ejecución de los sucesivos planes se podrán modificar y reorientar las actuaciones adaptándolas a la propia evolución del consumo y del sector energético.

El sistema de monitorización continua que permite el seguimiento y evaluación de la Estrategia se realiza mediante la configuración de una estructura orgánica y funcional basada en tres órganos: Dirección (encomendado a la Dirección General de Industria, Energía y Minas), Seguimiento (a la Agencia Andaluza de la Energía), y Evaluación, los cuales estarán coordinados por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio.

La Estrategia incorpora conceptos que permiten situar a la ciudadanía en el centro del sistema energético, tales como el autoconsumo, formación e información energética o la gestión colectiva de la energía, para que pueda gestionar adecuadamente su demanda y elegir el origen de la energía que consume.

Asimismo, este plan propone cinco objetivos a 2020: reducir un 25 por ciento el consumo tendencial de energía primaria; aportar con energías renovables el 25 por ciento del consumo final bruto de energía; autoconsumir el cinco por ciento de la energía eléctrica generada con fuentes renovables; descarbonizar en un 30 por ciento el consumo de energía respecto al valor de 2007 y mejorar un 15 por ciento la calidad del suministro energético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *