Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Se estrella un avión militar ruso con 93 personas en el Mar Negro

Defensa confirma que no hay supervivientes en este siniestro del avión Tu-154

Imagen ilustrativa
E.P.


image_print

 

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha confirmado este domingo que no hay supervivientes en el siniestro del avión militar ruso Tupolev Tu-154, que se ha estrellado en el mar Negro cerca de la localidad de Sochi con 93 personas a bordo.

“La zona del siniestro del avión Tu-154 ha quedado delimitada. No se han visto supervivientes”, ha asegurado en un comunicado el ministro de Defensa.

El presidente del país, Vladimir Putin, ha ordenado al primer ministro, Dimitri Medvedev, que abra y lidere una investigación para aclarar las causas del siniestro. El avión se ha estrellado poco después de haber despegado desde Sochi, donde había realizado escala para dirigirse a la base rusa de Latakia, en Siria.

A bordo del avión viajaban los integrantes del coro militar ruso Alexandrov, acompañados por varios periodistas y por una conocida activista y médico rusa. El coro tenía previsto interpretar sus melodías para los militares destinados en Latakia en la celebración de fin de año.

Una fuente de las fuerzas del orden ha explicado a RIA Nóvosti que el avión se ha estrellado siete minutos después de haber despegado y cayó en el mar a una profundidad de entre 50 y 100 metros.

A bordo de la aeronave viajaba el coro de música militar Alexandrov y varios periodistas, además de la activista y médico Elizaveta Glinka, también conocida como doctora Liza. Glinka es directora de la organización internacional Ayuda Justa y miembro del Consejo Presidencial ruso.

Sobre las causas del siniestro, una fuente de las fuerzas de seguridad rusas ha dicho a RIA Nóvosti que el avión podría haberse siniestrado por un fallo técnico o por un error de pilotaje. “Entre las principales versiones de las causas de la catástrofe del avión Tu-154 figura el fallo técnico de la aeronave y un error de pilotaje”, ha explicado la fuente.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha transmitido sus condolencias a las familias de las personas que viajaban a bordo del avión y ha ordenado al primer ministro del país que abra y lidere una comisión de investigación para aclarar las causas del accidente aéreo.

“El presidente de Rusia, Vladimir Putin, encargó al presidente del Gobierno, Dmitri Medvédev, formar y encabezar la comisión gubernamental de investigación del siniestro del avión Tu-154 en Sochi”, ha asegurado el Kremlin, en un comunicado.

Poco antes, el Comité de Investigación ruso ha anunciado la apertura de una investigación penal por violaciones de la normativa de vuelos en relación al siniestro del Tu-154 cerca de Sochi.

“El departamento de instrucción militar del Comité de Investigación de Rusia en Sochi abrió una causa penal por el hecho del siniestro de Tu-154 por indicios de un crimen, de acuerdo con el artículo 351 del Código Penal (violaciones de las reglas de los vuelos, que provocaron consecuencias graves)”, ha asegurado la portavoz del ente, Svetlana Petrenko.

El avión siniestrado es un Túpolev Tu-154 fabricado en 1983 y había completado 6.689 horas en vuelo, según ha indicado el Ministerio de Defensa. Al mando de la aeronave estaba un piloto con mucha experiencia, identificado como Román Vólkov y con más de 3.000 horas de vuelo.

El Ministerio de Defensa ha señalado que el avión sometido a un mantenimiento en septiembre de 2016. “La última reparación fue el 29 de diciembre de 2014, y en septiembre de 2016 fue sometido al mantenimiento regular reglamentario”, ha asegurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *