Miércoles, 18 enero, 2017

Se enfrenta a cinco años de cárcel acusado de intentar corromper a un menor de edad

Los hechos se remontan a las 16,30 horas del pasado 14 de noviembre de 2012, cuando el niño, que entonces tenía 12 años, se encontraba sentado en una fuente de la Avenida Federico García Lorca de Granada

Audiencia Provincial de Granada


image_print

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada ha acogido este jueves la primera sesión del juicio contra un hombre acusado de ofrecer 10 euros a un menor de edad a cambio de que le enseñara sus partes íntimas, hechos por los que está imputado de un posible delito de corrupción de menores, en su modalidad agravada por la edad de la víctima, por el que se enfrenta a cinco años de prisión.

Los hechos se remontan a las 16,30 horas del pasado 14 de noviembre de 2012, cuando el niño, que entonces tenía 12 años, se encontraba sentado en una fuente de la Avenida Federico García Lorca de Granada. En un momento dado, un vehículo se le acercó y su conductor le preguntó dónde estaba la estación de autobuses, y el menor se lo indicó.

Después, el mismo hombre regresó y, sin bajarse del coche, le pidió al niño que se subiera, y, al negarse éste, le ofreció 10 euros proponiéndole que le enseñara sus partes íntimas. El menor se volvió a negar y el hombre se marchó, pero luego, ya en presencia de otras dos mujeres, una de ellas madre de un amigo, volvió a ver el vehículo y se quedó con el número de matrícula.

El procesado, que ha dicho conocer a los padres del menor pero no al niño, que tiene ya 14 años, ha negado haberle hecho esas propuestas y ha explicado que aquel día y a esa hora se encontraba en una clínica de rehabilitación, lo que recuerda porque era día de huelga general y tenía la duda de si iba a poder ser atendido.

Durante su declaración, el inculpado, casado y con dos hijos menores de edad, ha indicado que la madre del menor se crió con él en el mismo barrio y que incluso había comido en varias ocasiones en su propia casa, y que también conocía al padre, por frecuentar el mismo bar. Sin embargo, según ha dicho, llevaba 20 años sin ver a los dos, y ha afirmado que no ha tenido ningún tipo de problemas con ellos, por lo que ha dicho desconocer las razones de la denuncia.

El menor, por su parte, ha declarado como testigo protegido tras una mampara, y, aunque ha dicho que el inculpado que se sentaba en el banquillo era “muy diferente” al hombre que le hizo aquella propuesta, lo ha acabado reconociendo como el responsable. “Me enseñó 10 euros y luego 20 y me dijo que tenía más y me intentó convencer, pero yo me negaba”, ha señalado el adolescentes, que ha indicado al tribunal la matrícula y el modelo del vehículo de la persona responsable.

El juicio, que ha acogido además la declaración de otros testigos, continuará este viernes, cuando está previsto que quede visto para sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *