Viernes, 28 Julio, 2017

            

Se adelanta a los días 27 y 28 la declaración de los ocho concejales socialistas imputados

Aunque la comparecencia estaba prevista para los días 5 y 6 de mayo, el juez ha aceptado el adelanto a petición de los propios imputados



image_print

El Juzgado de Instrucción 4 de Granada ha adelantado a los días 27 y 28 de abril la declaración de los ocho concejales del grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, entre los que se encuentra su portavoz y candidato socialista a la Alcaldía, Francisco Cuenca, imputados por un supuesto delito de acusación o denuncia falsa por la querella que presentaron en su día contra el alcalde, José Torres Hurtado (PP), por una operación urbanística relacionada con la urbanización del Cerrillo de Maracena, en el marco de una causa en la que el regidor fue imputado por un posible delito de prevaricación y que finalmente fue archivada.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, aunque la comparecencia estaba prevista para los días 5 y 6 de mayo, el juez ha aceptado el adelanto a petición de los propios imputados, que son Jemima Sánchez, María Escudero, Ana Muñoz y Raquel Ruz, Miguel Ángel Fernández Madrid, Baldomero Oliver, José María Rueda y Francisco Cuenca.

La apertura de diligencias se produjo a raíz de la querella presentada por Torres Hurtado contra los concejales socialistas, entre ellos Cuenca y el también secretario local del PSOE de Granada, José María Rueda.

Según consta en la resolución de incoación de diligencias previas, a la que tuvo acceso Europa Press, tanto del auto de sobreseimiento que decretó el Juzgado de Instrucción 1 de Granada, que llevó la causa contra el regidor, como del auto de la Audiencia Provincial que ratificó el archivo “podría desprenderse la presunta falsedad de las imputaciones realizadas a sabiendas” por el grupo socialista.

De hecho, el titular del Juzgado de Instrucción 1 señaló que la querella formulada por los socialistas adolecía de la “especificación de las resoluciones supuestamente prevaricadoras”, pues en la instrucción se comprobó que todas las actuaciones estaban “plenamente justificadas” y estaban avaladas por la regularidad en su tramitación, lo que fue confirmado por los empresarios y el regidor imputados.

En este sentido, el auto de la Audiencia Provincial que confirmó el archivo incidió en el “carácter parcial, subjetivo, que no se ajusta a la realidad (cuando menos) e instrumentalizador de la querella interpuesta”, manteniendo que los ediles del grupo socialista podían ser conocedores de las decisiones que se tomaron en esta operación urbanística, pese a que ellos lo negaran.

A raíz de esta denuncia de los socialistas, el alcalde de Granada tuvo que declarar, junto a varios promotores y dos representantes de una caja de ahorros, ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Granada en calidad de imputado por un posible delito de prevaricación por una operación en la que el Ayuntamiento aceptó saldar una deuda de 8,2 millones de euros a dos promotores, a cambio del porcentaje en una parcela que, según sostenía el PSOE, estaba valorada a un precio inferior, lo que a su juicio podía menoscabar las arcas municipales.

Finalmente, la causa fue archivada y el regidor instó a los miembros del grupo socialista a disculparse públicamente por las acusaciones vertidas advirtiendo de acciones legales si no lo hacían.

Sobre este asunto, y después de que el alcalde haya instado en varias ocasiones a los socialistas a pedir perdón por sus acusaciones, se ha pronunciado este miércoles Francisco Cuenca, quien ha considerado que quien debe pedir perdón, pero a los vecinos de Santa Adela o La Chana, es el propio Torres Hurtado. “Yo estoy defendiendo a los granadinos frente al complot de los poderosos, yo estoy del lado de los granadinos y él del lado de los poderosos”, ha indicado.

Los socialistas siguen manteniendo de hecho que la operación en los terrenos del llamado Palacio de Hielo fue “irregular” por lo que ya han avisado de que no van a entrar en el “juego del PP” que, según indicó recientemente el concejal Baldomero Oliver, “quiere imponer en esta ciudad la ley del silencio, una auténtica omertá”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *