Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

Save the Childrern alerta de que las vidas de 500.000 niños están en ‘serio peligro’ en Irak

Según las estimaciones medio millón de niños han huido de sus hogares como consecuencia de la actual ola de violencia que se vive en el norte del país



image_print

Save the Children ha advertido este martes de que las vidas y el bienestar de 500.000 niños de Irak están en “serio peligro” como consecuencia de la actual ofensiva del grupo yihadista suní Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) en el norte del paísque se suma al desplazamiento que se ha producido desde principios de año por los combates en la provincia de Anbar, en el oeste.

Según las estimaciones que hace la directora de Save the Children en Irak, Tina Yu, “medio millón de niños han huido de sus hogares, lo que supone un total de un millón de personas, incluyendo a sus familias”. “El éxodo de iraquíes hacia la región del Kurdistán, en el norte, continúa”, ha precisado.

Yu ha explicado en un comunicado que “a medida que crece la crisis, las familias están huyendo con las manos vacías y buscando refugios seguros en parques, escuelas y mezquitas, en uno de los mayores desplazamientos de la historia reciente”.

“Estimamos que las vidas y el bienestar de 500.000 niños y niñas, incluidos los que se desplazaron desde la provincia de Anbar a principios de este año, se encuentran en serio peligro”, ha advertido, en referencia a la toma por parte del ISIS de las ciudades de Faluya y Ramadi a principios de este año.

La responsable de Save the Children ha explicado que “las familias se están quedando sin dinero, lo que está obligando a quedarse en la calle y soportar un calor asfixiante a aquellos que no tienen familiares o amigos que puedan ayudarles”.

Por ello, “estamos estableciendo espacios seguros para niños y niñas en los campamentos y en Mosul, donde les ofrecemos ayuda psicológica y servicios de educación y protección”, ha indicado, lamentando que “muchos niños no han podido terminar sus cursos escolares”.

Save the Children, que está trabajando con “socios locales en las zonas a las que no podemos llegar”, ha alertado de que “la gente en Mosul necesita alimentos, agua, kits de higiene y combustible”. “Es una operación humanitaria muy arriesgada, que se complica aún más por los constantes cambios de la situación en terreno. No es una crisis humanitaria como las que nos encontramos habitualmente”, ha incidido Yu.

‘TENÍAMOS MIEDO’

Malik es uno de los niños que se han visto obligados a huir ante el avance del ISIS. El niño, de 8 años, huyó de la ciudad junto con sus familia y actualmente residen en un piso en Dohuk, en el Kurdistán iraquí, con el apoyo de Save the Children.

“Había explosiones en Mosul (…) asesinatos y violencia (…) teníamos miedo”, ha relatado. Según el menor, “la Policía dejaba abandonadas sus pistolas” al verse atacada. “Caminamos mucho y vimos los ataques, las pistolas dejadas detrás, balas por todas partes, cohetes”, ha precisado.

Malik reconoce que está “cansado” y que quiere “volver a casa”. “Mepreocupan los que se quedaron detrás. Podrían ser detenidos y golpeados y les podrían ocurrir todo tipo de cosas”, subraya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *