Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Sanz destaca que el análisis del riesgo sísmico en Andalucía es clave para establecer políticas de prevención

El delegado subraya la importancia de impulsar las actividades formativas para mejorar la planificación, así como la necesidad de implicar a los ciudadanos

El delegado Antonio Sanz ha estado acompañado por el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha asegurado este miércoles que el análisis de los fenómenos sísmicos en Andalucía es fundamental a la hora de establecer estrategias de prevención y planificación en esta materia. Así lo ha asegurado durante su visita a las prácticas de campo sobre neotectónica, en el marco del Curso de Análisis del Riesgo Sísmico que esta semana se celebra en la Subdelegación del Gobierno en Granada, con la colaboración de la Escuela Nacional de Protección Civil.

El delegado, que ha estado acompañado por el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, ha asegurado que aunque en España la peligrosidad sísmica se considera “moderada”, un episodio de carácter medio puede ocasionar daños importantes, por lo que “debemos estar preparados”, ya que “la prevención, la planificación y la coordinación son los pilares básicos en la gestión de una situación de catástrofe”. En este sentido, Sanz ha anunciado que se va a llevar a cabo “el refuerzo de las unidades de Protección Civil del Estado en Andalucía”.

En la historia reciente de España se han registrado terremotos de carácter medio con daños importantes, como los de Lorca (2011), que causó nueve muertos, o el ocurrido en enero de 2016 en Melilla.

OBJETIVOS

A lo largo del curso, en el que participan como organismos colaboradores la Escuela Nacional de Protección Civil, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, el Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos; el Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército y la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, se intercambiarán experiencias en torno a las líneas de trabajo, metodologías y aplicaciones desarrolladas por organismos científicos de investigación sísmica.

Por otro lado, en el curso se estudian las características sismotectónicas del área geográfica con mayor nivel de peligrosidad y riesgo de España y se profundiza en el conocimiento de las metodologías de análisis de riesgos como base de la posterior planificación de Protección Civil.

Está dirigido a 45 participantes procedentes de distintas áreas: responsables y técnicos de planificación de Protección Civil y Emergencias de las distintas administraciones; personal investigador de diferentes instituciones; profesionales de los servicios de prevención y extinción de incendios; así como miembros de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Como colaboradores docentes, intervienen en el ciclo formativo el Instituto Geográfico Nacional; el Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos; el Instituto Geológico y Minero de España; la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos Canales y Puertos; el Centro Superior de Investigaciones Científicas; el Ayuntamiento de Granada, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias; la Unidad de Protección Civil y Emergencias de Granada; la Asamblea Provincial Cruz Roja Española en Granada; el Servicio de Protección Civil de la Junta de Andalucía y el Grupo de Emergencias de Andalucía.

Asimismo, entre el 8 y el 12 de mayo este ciclo formativo se completará con un segundo curso sobre Planificación y gestión de emergencias.

FORMACIÓN TÉCNICA PARA MEJORAR

Antonio Sanz ha defendido la necesidad de fomentar este tipo de encuentros para profundizar en el conocimiento del fenómeno sísmico con el objetivo de “mejorar los mecanismos de prevención y coordinación”, así como la necesidad de implicar en las tareas formativas e informativas a la ciudadanía.

En este sentido, el delegado ha anunciado que el Gobierno “va a seguir avanzando en la organización de campañas informativas a los ciudadanos”, a quienes ha querido enviar “un mensaje de tranquilidad”, en la medida que España “cuenta con expertos, técnicos y profesionales altamente preparados para abordar cualquier situación de emergencia y catástrofe”, al tiempo que existen “planes de riesgo y planes de emergencia que permanentemente se adaptan a las nuevas tecnologías y se modernizan”.

Colaboración y cooperación entre administraciones
Por otro lado, el delegado ha manifestado que “la coordinación y la cooperación entre administraciones es fundamental para hacer frente a las emergencias”. Precisamente, la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil, que entró en vigor el pasado año, pone especial énfasis en la coordinación como medio para garantizar un Sistema Nacional de Protección Civil eficaz y eficiente en su respuesta ante las emergencias.

A este respecto, ha recordado el éxito y la repercusión que el pasado año tuvo el Ejercicio Sur16, el gran simulacro sísmico realizado en Sevilla y Ceuta por la Unidad Militar de Emergencias (UME), “el mayor que ha tenido lugar en nuestro país hasta el momento, con una capacidad despliegue histórica, con 5.000 efectivos”.

Según Sanz, este ejercicio supuso “un paso adelante” en el desarrollo de los mecanismos nacionales de respuesta para “poner en práctica la capacidad del Estado ante una emergencia de nivel nacional”, así como “un importantísimo aprendizaje” sobre los procedimientos establecidos en el Plan Estatal de Protección Civil para “el traspaso del mando” desde las autoridades regionales -en este caso Junta de Andalucía y Gobierno de Ceuta- a la autoridad nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *