Viernes, 21 Julio, 2017

            

Sanidad sacrificará al perro de la enfermera con ébola

La Consejería detalla que este perro estaba en la vivienda en "estrecho y permanente" contacto con la paciente afectada por el virus del Ébola y, de acuerdo con los hallazgos científicos disponibles, "supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre"

Foto: Facebook


image_print

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decretado mediante una orden judicial sacrificar al perro de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola para evitar así posible riesgo de contagio.

Así lo indica la Consejería en un comunicado, donde explica que ha optado por esa fórmula ante la negativa del marido de la infectada, que se oponía a practicar la eutanasia al animal. Por ello, se ha emitido una resolución ratificada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 2 de Madrid.

Dicho pronunciamiento judicial habilita a que se proceda al sacrificio del animal mediante las medidas adecuadas “para evitar su sufrimiento, utilizando las medidas de bioseguridad y biocontención adecuadas a este riesgo, y al traslado y posterior incineración del cadáver del animal”.

La Consejería detalla que este perro estaba en la vivienda en “estrecho y permanente” contacto con la paciente afectada por el virus del Ébola y, de acuerdo con los hallazgos científicos disponibles, “supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre”.

Sanidad argumenta que existen datos que confirman el hallazgo de perros con anticuerpos positivos del virus del Ébola, lo que indica que canes pueden sufrir un proceso de viremia aunque se muestren asintomáticos.

En consecuencia, no existe garantía de que los animales infectados no eliminen el virus a través de sus fluidos orgánicos, con el riesgo potencial de contagio.

Por ello, previa consulta a las autoridades de sanidad animal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y al director del Laboratorio de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal se considera que “la única manera de eliminar el riesgo existente de transmisión de la enfermedad por la citada vía, es proceder a la eutanasia del animal que ha estado en contacto con el virus”.

EL MARIDO CEDE LA CUSTODIA

El esposo de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola, ha cedido temporalmente la custodia de su perro a la asociación Mascoteros Solidarios para buscar una alternativa al sacrificio del animal tras la decisión de la Comunidad de Madrid de ordenar su muerte de manera preventiva.

El abogado del presidente de Mascoteros Solidarios, Víctor Valladares, ha explicado que están buscando otra opción distinta a la muerte de ‘Excalibur’, el perro de Javier y María Teresa, y que está a la espera de una notificación judicial para ver que va a pasar con él. El marido de la enfermera ha enviado un vídeo a PACMA desde el Hospital La Paz-Carlos III, donde está en observación, pidiendo que no se sacrifique a su mascota.

En declaraciones a los medios a la puerta de la casa de la mujer en Alcorcón, el abogado de Carlos Rodríguez ha explicado que entienden que se ha tomado una resolución “poco premeditada” y de forma “precipitada” y han pedido que se realice un estudio “un poco más concienzudo”.

“Nos hemos enterado a través del portal de la Comunidad de Madrid de la orden de eutanasia del animal. Solicitamos que se agoten todas las posibilidades previas antes de matarle”, ha subrayado el abogado de la asociación contra el maltrato animal, que ha afirmado que en caso de que no hubiese otra opción no se opondrían.

Valladares ha señalado que el motivo por el que ha acudido a la puerta de la casa de María Teresa Romero y Javier Limón es para pedir que se le comunique a su cliente, como propietario legítimo del animal, “qué se va a hacer con el perro”.

Excalibur se encuentra ahora mismo en la vivienda con comida y agua para dos semanas. Además, ha afirmado que quieren saber “cómo va a ser el método” para sacrificar al animal y “en qué fundamentos” se han basado para tomar esta decisión.

Por su parte, la portavoz del Partido Animalista (PACMA), Laura Duarte ha apuntado que con un animal se debe seguir el mismo protocolo que se seguiría con una persona. “Pedimos que el protocolo que se está aplicando con todo el mundo sea tenido en cuenta también para todas aquellas personas, en este caso Javier y Teresa, que están preocupados por los miembros de su familia como es su perro”, ha subrayado.

“No existe ninguna prueba médica ni sanitaria de que el perro esté infectado por ébola”, ha destacado la portavoz de PACMA. Por ello, según ha afirmado Duarte, Javier Limón ha exigido “que se aísle al perro en cuarentena, que se le diagnostique el virus y en ese caso, ver qué protocolo se aplica”.

Por último, ha recalcado que desde PACMA no van a permitir que un perro sano “vaya a ser sacrificado porque una sociedad como la nuestra no tenga protocolo de emergencia para los animales que viven con nosotros”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *