Lunes, 22 de Octubre de 2018

            

Sánchez Rubio resalta la solidaridad andaluza para dar una “esperanza de futuro” a menores refugiados no acompañados

La titular de Igualdad y Políticas Sociales aborda la situación de los menores acogidos en Motril, en la apertura en Granada de una jornada sobre la infancia refugiada

Encuentro en la sede de la Junta
Gabinete


image_print

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha resaltado que el trabajo de la Comunidad andaluza para proporcionar un “presente en paz y una esperanza de futuro” a los menores que huyen de guerras y conflictos “está dando sus resultados y al fin estos niños y niñas están normalizando poco a poco sus vidas”. En este sentido, ya están escolarizados, aprendiendo el idioma, recibiendo una educación y disfrutando de una infancia como les corresponde, “lejos del horror vivido”. Con esta iniciativa, en colaboración con Naciones Unidas, Andalucía se convierte en la primera región europea que acoge a menores de origen sirio no acompañados.

Con estas palabras ha abierto la consejera la Jornada Infancia Refugiada, que se celebra en Granada organizada por su Departamento, con la colaboración del Observatorio de la Infancia en Andalucía y la Escuela Andaluza de Salud Pública, para promover la implicación de todos los sectores y de la sociedad en general en la integración de menores que se encuentran en estas circunstancias.

Sánchez Rubio ha recordado la propuesta de la Junta, “aplaudida y muy valorada por ACNUR”, para atender y facilitar la integración a menores extranjeros No acompañados Refugiados. Gracias a esta iniciativa ya hay en Motril (Granada) un total de 7 menores (5 chicos y 2 chicos), de entre 15 y 17 años, reubicados y recibiendo la educación y atención que les corresponde. La consejera ha explicado que el objetivo inicial era atender a 24 menores, sin perjuicio de que pudiera ampliarse posteriormente, pero como saben los trámites requieren de la autorización del Gobierno español, ha matizado. No obstante, a los 7 menores referidos se suman otros 37 refugiados, ubicados en Málaga y Granada, lo que eleva a 44 el número de refugiados acogidos por la Comunidad andaluza.

Ha destacado que “el fenómeno de los desplazados requiere de respuestas, firmes, coordinadas y justas desde la comunidad internacional”, como viene reclamando con “insistencia y reiteración” el Ejecutivo andaluz. Ha insistido en que “Europa no puede permanecer al margen y tiene y debe ofrecer respuestas a un tema tan acuciante”.

Antes de detallar la actuación de la Junta con los menores, ha resaltado la labor del Gobierno andaluz en materia de cooperación internacional para mejorar las condiciones de vida en los países de origen. “Una labor esencial” que se desarrolla a través del actual Plan Andaluz de Cooperación al Desarrollo 2015-2020, dando así continuidad al trabajo iniciado por los anteriores planes, además de avanzar, mejorar y reforzar algunos aspectos “especialmente relevantes”.

Centrándose en la propuesta avalada por ACNUR, Sánchez Rubio ha explicado que el primer paso que se ha dado ha sido iniciar el procedimiento de desamparo y la guardia provisional puesto que se trata de menores. Además se presenta la solicitud de asilo en coordinación con el Servicio de Extranjería.

Una vez cubierto el aspecto legal, se les están proporcionando todas las necesidades básicas como alojamiento, alimentación y soporte afectivo, entre otros. Asimismo se les está facilitando formación académica y en concreto el aprendizaje del idioma.

En el área social se les está facilitando una participación activa en las actividades del entorno así como la utilización de los recursos comunitarios. Además, participan como voluntarios en las distintas entidades sociales del municipio donde residen como Cruz Roja, Cáritas, Residencia de Mayores para fomentar la empatía y la responsabilidad social. Sánchez Rubio ha destacado igualmente la inserción socio-laboral como otra de las prioridades para facilitarles una vida autónoma y la emancipación a los demás edad.

MÁS DE OCHO MILLONES DE VÍCTIMAS

La consejera ha expresado su deseo de que aumente pronto el número de menores refugiados atendidos porque “aunque estamos satisfechos con los que ya están aquí, nos gustaría poder traer a muchos más, porque la gravedad de la situación lo requiere”. Para apoyar sus palabras, ha recordado que según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hay más de 8 millones de menores sirios que están sufriendo los efectos del conflicto que se desarrolla en Siria y gran parte de Irak. De ellos, 2,4 millones de niños y niñas viven como refugiados en Turquía, Líbano, Jordania, Irak, Egipto y otros países del norte de África; además, se estima que más de 400 niños han muerto ahogados en el Mediterráneo en los últimos 12 meses intentando alcanzar las costas europeas.

Igualmente ha indicado que, además de estos menores, hay otros muchos niños y niñas que pueden ser protegidos internacionalmente por cumplir los requisitos para ser considerados y declarados refugiados.

Por último, Sánchez Rubio ha hecho un llamamiento a la sociedad en general y a los poderes públicos para entre todos ayudar a los miles de pequeños, y no sólo en Siria si no en todo el mundo, que son “las víctimas inocentes” de conflictos y crisis humanitarias provocadas por adultos y luchas de intereses. Para concluir, ha pedido “un mayor esfuerzo” para que construir un mundo mejor no sea sólo un sueño, si no una realidad ahora y para el futuro.

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL

Por otra parte, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales ha participado en la concentración y posterior lectura de un manifiesto con motivo de la celebración hoy 10 de octubre del Día Mundial de la Salud Mental. En el acto, organizado por la Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental (Faisem), Sánchez Rubio ha subrayado el trabajo que realiza día a día la Junta a favor de las personas con discapacidad y las más vulnerables para lograr “la máxima integración en la sociedad”.

En este orden de cosas, se ha referido a los proyectos de ley de Servicios Sociales y el de los derechos y la atención a las personas con Discapacidad y el I Plan Andaluz de Promoción de la Autonomía Personal y Prevención de la Dependencia 2016-2020, iniciativas que ha aprobado el Ejecutivo autonómico en los últimos meses y que van a suponer “importantes avances” para los colectivos de personas con discapacidad. Asimismo, ha destacado el “carácter innovador” de algunas de las medidas de estas normas que “nos colocan en una posición de avanzadilla respecto de otras Comunidades autónomas”.

Sánchez Rubio ha hecho hincapié en que el objetivo es facilitar las mejores condiciones y los recursos necesarios para que las personas con discapacidad puedan llevar una vida lo más impediente posible garantizando además la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la accesibilidad universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.