Miércoles, 17 de Octubre de 2018

            

Sánchez reafirma su intención de agotar la legislatura

Insta a la oposición a decidir si van a quedarse "quietos" y a votar en contra del Gobierno o piensa respaldar políticas de Estado

Pedro Sánchez | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido este viernes en que su intención es agotar la legislatura y convocar elecciones en 2020, una vez haya expirado el mandato. El presidente ha negado que esta posición contradiga su planteamiento inicial en la moción de censura que le aupó a La Moncloa hace dos meses, asegurando que entonces ya aclaró que su prioridad, antes que adelantar los comicios, era lograr estabilidad.

“Dije claramente que antes de convocar elecciones que teníamos que lograr estabilidad política, económica y social“, ha asegurado Sánchez en su intervención tras el Consejo de Ministros, en la que ha sido la primera rueda de prensa como líder del Ejecutivo.

Así, ha explicado que en su discurso en el Congreso trazó su hoja de ruta, denominada agenda del cambio, y, por lo tanto, a su juicio, no ha habido incoherencia por parte del Gobierno y éste está siendo “diáfano” y “claro” sobre sus planes para acabar la legislatura. Según Sánchez, una muestra de ello es que una de las primeras acciones fue levantar el veto parlamentario que el PP mantenía a varias leyes en el Congreso.

“El cambio de época no solo tiene que ver con la reivindicación de la democracia para que el Gobierno asuma su responsabilidad sobre una sentencia que cayó en Génova, sino en sacar a España del letargo y parálisis que había dejado el Gobierno anterior”, ha sostenido Sánchez, quien ha asegurado que el Ejecutivo que lidera ha inaugurado un “cambio de época” en la política española, y que todos los ciudadanos se “reconocen” en el Gobierno independientemente de a quien voten.

El presidente ha afirmado que su Gobierno representa la España “honrada” que recoge el guante de la “ejemplaridad” que exige la sociedad e incluso “eleva los estándares de integridad”, en contraste, ha dicho, con el anterior Gobierno del PP.

Igualmente, Sánchez ha defendido su idea de España “abierta”, “coherente” y “no partidista”, asegurando que el Gobierno quiere forjar grandes consenso basándose en el diálogo. “Aspira a gobernar con el Parlamento y no contra el Parlamento”, ha recalcado.

“AGUANTAR NO, AVANZAR SÍ”

Preguntado si se ha replantado su intención de aguantar hasta el final de la legislatura después de que CIS de julio haya catapultado al PSOE como primera fuerza con una estimación de voto que roza el 30%, Sánchez ha contestado: “Aguantar no, avanzar sí”.

En este contexto, ha insistido en que hay que “sacar a España de la parálisis y el letargo” en la que la había sumido el PP y ha dejado claro que su Gobierno “no gobierna a golpe de encuestas”. “No lo hice cuando era líder de la oposición y mucho menos lo voy a hacer ahora como presidente, voy a atender los intereses generales”, ha garantizado.

Eso sí, como “sufridor de las encuestas” que se considera, ha tildado de “llamativo”, en referencia a Ciudadanos, que quienes antes lideraban las encuestas las consideraran “la prueba del algodón” de lo acertado de sus políticas y ahora que ya no van los primeros las cuestionen.

“Nosotros somos más humildes, las vemos con distancia, son una foto fija, pero nos ayudan a seguir en el camino emprendido, porque el Gobierno representa la mayoría social y camina en la misa dirección que la mayoría de españoles”.

En todo caso, Sánchez ha achacado a fuerzas políticas “conservadoras” la idea de anticipar las elecciones, pero ha reiterado que el Ejecutivo seguirá su hoja de ruta. “No vamos perder un minuto, vamos a seguir haciendo y avanzando y cuando termine la legislatura lógicamente habrá elecciones”, ha señalado.

HACE LO QUE PARLAMENTARIAMENTE ES POSIBLE

En este sentido, ha mandado un mensaje a la oposición preguntándose sobre sus planes antes de las elecciones. Así, ha asegurado que el resto de partidos tendrán que ver si van a quedarse “quietos” y votando en contra del Gobierno o piensan respaldar políticas de Estado en materias como ciencia, infraestructuras o legislación laboral.

Llegado este punto, ha reconocido que el Gobierno actúa con arreglo a la aritmética parlamentaria que existe en el Congreso, donde el PSOE cuenta con 84 escaños. “Entre el todo y la nada, este Gobierno hace lo que parlamentariamente es posible hacer”, ha reiterado el dirigente, quien, no obstante, ha reconocido que con otra “realidad parlamentaria” el Ejecutivo haría más cosas.

De todas formas, Sánchez ha insistido en que el Parlamento es “corresponsable” de la acción política del Gobierno y ha explicado que va a hablar con todos los actores en el Congreso. Según el presidente, la preocupación de su Ejecutivo no es tanto si es “más fácil o más difícil” sacar adelante proyectos legislativos si no que estas leyes sean “útiles” para la ciudadanía.

SALE A APROBAR LOS PRESUPUESTOS

Sánchez no ha especificado qué motivo le podría llevar a adelantar las elecciones ni si uno de ellos podría ser la imposibilidad de aprobar los Presupuestos para 2019. Así, ha rechazado “ir a una negociación con el ánimo de que no va a salir”.

En esta línea, al ser preguntado por las declaraciones del president de la Generalitat, Quim Torra, que ha asegurado que los gobiernos “acostumbran a dimitir” si sus presupuestos no son aprobados, Sánchez ha dicho respetar sus palabras, pero ha subrayado que el Gobierno “sale a aprobar sus presupuesto y la senda de estabilidad”.

“Vamos jugar el partido y queremos ofrecer una senda de estabilidad y unos Presupuestos que saneen las cuentas públicas y sirvan para reconstruir el Estado de Bienestar”, ha dicho, mostrando su deseo de que su “doble senda de estabilidad económica y social” cuente con el respaldo del mayor número de grupos parlamentarios posible.

Por eso, ha vuelto a apelar a la responsabilidad de todos, especialmente de los que gobiernan comunidades y ayuntamientos, aunque ha dado por hecho que el PP y Ciudadanos no apoyarán ni la senda de déficit ni los futuros Presupuestos por una “cuestión partidaria”.

Aunque, Sánchez ha señalado que ya sabía que gobernar iba a ser “difícil” dada su minoría en el Congreso ha querido expresar un mensaje de optimismo. “Es difícil, pero difícil no es imposible, la debilidad que más preocupa y ocupa al Gobierno es la debilidad del Estado de Bienestar”, ha incidido.

Por último, preguntado por qué disgustos había experimentado durante sus dos primeros meses como presidente del Ejecutivo o cual había sido su peor momento, ha sido lacónico: “No me he llevado ninguno”, ha recalcado.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pacta con el PP ,, mantiene mas de 20 altos cargos del Pp en organismos publicos cobrando millonarios sueldazos , y pacta la “”renovacion “” de Consejo Generall del poder Judicial ,,sin contra con el resto de partidos,,para garantizar la impunidad de la corrupcion y la delincuencia economica organizada ,,

  2. Mas trastadas garantizadas ,,mantiene mas de 20 altos cargos del pp,, cobrando millonarios sueldazos y sin dar palo al agua y pacta la “”supuesta renovacion de cargos del Consejo General del Poder Judicial ,,sin contra con los demas partidos ,, unica forma de perpetuar la impunidad de la corrupcion y la delincuencia economica y organizada,, o los chanchullosde bancso y electricas o sus petroleras .