Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Sánchez-Camacho denunciará la agresión y pedirá responsabilidades por la “pasividad” de los Mossos

Tras el incidente de ayer en el que varias personas aporrearon el coche en el que viaja con Montoro

E.P


image_print

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, presentará denuncia en los juzgados por la agresión de que fue objeto este miércoles junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y pedirá responsabilidades por la “pasividad” de la que ha acusado a los Mossos d’ Esquadra.

En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, ha explicado que sintió “miedo” y que ya al entrar al acto hubo incidentes con insultos y gritos, pero que pudieron acceder gracias a la acción de los Mossos. Después, ha relatado, vino más gente por lo que pidieron más efectivos a la Conselleria de Interior.

A la salida del acto, ha criticado que los Mossos no evitaron el bloqueo de una de las calles ni retiraron los maceteros que los manifestantes habían dispuesto para impedir el paso del vehículo, por lo que tanto ella como el ministro estuvieron “diez minutos o un cuarto de hora” en el coche con “la violencia incrementándose” con botellas, piedras y patadas al vehículo.

Ha asegurado que el PP catalán ha sufrido esta campaña diversos incidentes, pero siempre el dispositivo de los Mossos había asegurado la seguridad, por lo que ha asegurado no entender la “inoperancia e incompetencia manifiesta” de la policía catalana en Vilanova y ha remarcado que fue el servicio de seguridad de Montoro quien facilitó la salida del coche y afiliados del partido quienes quitaron los maceteros.

La líder del PP catalán ha trasladado al consejero catalán de Interior, Ramon Espadaler, la “ineficacia” del dispositivo por el que pedirá explicaciones, y ha asegurado que sus sensaciones en el altercado de Vilanova fueron similares a las que padeció en el asedio del Parlament, pero que en aquella ocasión estuvo lejos y no parada y en ésta la sensación de miedo “iba incrementándose por momentos”.

Posteriormente, la presidenta del PP catalán ha replicado al consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, que la información de la que dispone sobre lo sucedido el miércoles en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) tras un acto de los populares es errónea, y ha avisado de que “nadie amedrentará” al PP con protestas violentas.

En declaraciones a los periodistas antes de visitar el Hospital de Sant Pau, ha respondido así al consejero, que minutos antes había negado pasividad de los Mossos d’Esquadra en el dispositivo policial y había asegurado que la comitiva con el ministro Cristóbal Montoro y ella misma salió antes de tiempo y por una dirección no acordada.

Camacho –que ha explicado que el PP denunciará los hechos este jueves por la mañana– ha tachado de “sorprendentes, flojas y débiles” las explicaciones de Espadaler, y le ha pedido que lleve a cabo una investigación rigurosa de lo sucedido y que depure responsabilidades si es necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *