Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Samsung pagó 1.000 millones de dólares a Microsoft por patentes en 2013

Una demanda de Microsoft en la que exige 6,9 millones de dólares en concepto de intereses ha desvelado la cantidad que Samsung ha tenido que desembolsar para poder usar parte de las patentes de Microsoft



image_print

Samsung pagó 1.000 millones de dólares a Microsoft en 2013 por el uso de patentes relacionadas con el sector móvil. Una demanda de Microsoft en la que exige 6,9 millones de dólares en concepto de intereses ha desvelado la cantidad que Samsung ha tenido que desembolsar para poder usar parte de las patentes de Microsoft, que se utilizarían en buena parte de su catálogo de dispositivos Android.

En los últimos años las batallas por patentes se han hecho habituales en el sector de la tecnología. Samsung ha sufrido en varias ocasiones la paralización de parte de las ventas de sus productos en ciertos mercados por ese motivo. La compañía ha mantenido y mantiene una batalla legal contra Apple, con acusaciones mutuas en ese sentido. Más allá de esa batalla legal, Samsung ha tenido que llegar a acuerdos con otras empresas para no verse en una situación similar.

En concreto, Samsung tiene un acuerdo con Microsoft para el uso de distintas patentes móviles. La compañía debe desembolsar cierta cantidad por cada móvil o tablet vendido en donde se empleen ciertas tecnologías. Una disputa en relación a dicho acuerdo ha desvelado las cantidades que Samsung ha tenido que abonar. En concreto, la compañía surcoreana ha pagado una cantidad que ronda los1.000 millones de dólares (799,1 millones de euros) en el último año.

La disputa en cuestión se debe a la exigencia de Microsoft de que Samsung pague intereses sobre esa cantidad. Al parecer, Samsung se negó a pagar parte del acuerdo después de que Microsoft confirmase la adquisición de Nokia. Samsung entendió que el acuerdo entre ambas compañías invalidaba el contrato para el uso de patentes. Posteriormente terminó abonando las cantidades acordadas, pero ahora Microsoft exige 6,9 millones de dólares en concepto de intereses por los retrasos ocasionados.

La demanda se ha presentado en el tribunal federal de Estados Unidos, según confirman desde Reuters. Más allá del pago de esos intereses, ha sorprendido el alto desembolso que Samsung ha realizado a Microsoft en concepto de patentes. Ambas compañías compiten en el mercado de ‘smartphones’ y Samsung habría preferido prevenir futuros problemas asegurándose el permiso para el uso de las tecnologías propiedad de Microsoft, que serían clave para parte de sus dispositivos móviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *