Sábado, 27 Mayo, 2017

Salud lanza en España el primer programa formativo de donación en asistolia mediante simulación quirúrgica

Los alumnos se entrenarán en los conocimientos y habilidades necesarias para evaluar y gestionar la donación en asistolia, que se consolida como principal vía para aumentar los trasplantes



image_print

La línea IAVANTE de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, dependiente de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, junto a la Coordinación Autonómica de Trasplantes y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) organizan el primer curso en España de donación en asistolia en el que, además de emplear novedosas metodologías de simulación robótica y escénica, los alumnos pueden entrenar sus habilidades técnicas a través de la simulación quirúrgica experimental.

Este curso, presentado esta mañana por el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Granada, Higinio Almagro, se desarrolla durante estos días en el Complejo Multifuncional Avanzado de Simulación e Innovación Tecnológica (CMAT), ubicado en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud, y reúne a profesionales sanitarios vinculados al proceso de donación, extracción y trasplante de órganos y tejidos humanos de todas las provincias de Andalucía.

“Este programa”, ha señalado Almagro, “forma parte de la estrategia definida por la Sociedad Europea de Trasplantes para incrementar la donación en asistolia, o donación a partir de personas cuyo fallecimiento ha sido diagnosticado por criterios circulatorios y respiratorios, como alternativa a compensar el descenso paulatino que se registra en todos los países desarrollados de los donantes debido al mejor tratamiento y prevención de los accidentes cerebrovasculares y a la disminución de accidentes de tráfico”. Otros aspectos a destacar de la donación en asistolia es su contribución al importante descenso de la lista de espera para trasplante renal y la ventaja de que apenas registra negativas familiares: menos de un 5%.

Así, esta primera edición, forma a dieciocho facultativos y dos enfermeras en conocimientos teóricos y habilidades técnicas y relacionales para conseguir una correcta organización y planificación de este complejo proceso que requiere la colaboración de distintos servicios médicos, dentro y fuera del hospital, coordinadores hospitalarios de trasplantes, jueces y forenses.

Los alumnos estudian el procedimiento extrahospitalario, la detección y evaluación del potencial donante in situ y su mantenimiento y traslado al hospital, la coordinación con el resto de agentes activos, como la policía y los equipos de emergencias, imprescindibles a la hora de facilitar el traslado del fallecido y de localizar a sus familiares. Del mismo modo, se tratan las entrevistas con los familiares, incluyendo los escenarios de rechazo de tratamiento, o de limitación de tratamientos de soporte vital.

El curso de donación en asistolia se enmarca entre las prioridades establecidas por la ONT y la Comisión de Trasplantes de Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para fomentar este tipo de donación e impulsar y promocionar la donación de órganos tejidos y células, situando el modelo organizativo español de donación y trasplante como referente en el ámbito internacional.

Alumnos entrenados en entornos simulados con alto nivel de realismo

De la mano de más de veinte docentes expertos de reconocido prestigio y en un centro de simulación referente a nivel internacional en formación, CMAT, estos alumnos amplían sus conocimientos y entrenan de forma integral sus habilidades durante varios talleres a través de innovadoras metodologías de simulación: robótica, escénica y quirúrgica.

Como aspecto pionero en todos los cursos impartidos hasta ahora en este campo, el alumnado adquiere y perfeccionan habilidades técnicas de abordaje quirúrgico sobre modelos animales vivos, como canulación y mantenimiento del donante en quirófano, perfusión in situ con catéter doble balón y circulación extracorpórea, todo ello desarrollado en entornos con un alto nivel de realismo y valiéndose de equipamiento quirúrgico real con el objetivo de recrear un escenario lo más preciso posible.

En una sala de cuidados intensivos y dotados con equipamiento real, los profesionales aprenden a manejar cardiocompresores sobre simuladores robóticos para abordar las técnicas de perfusión de los órganos del donante previas al inicio del proceso de preservación de los mismos.

En las consultas, mediante simulación escénica, actores preparados específicamente en sus papeles, recrean situaciones en las que las habilidades de relación son muy importantes como la interacción con las familias y los medios de comunicación. De esta forma, el médico entrena su capacidad para argumentar ante los familiares la necesidad de una donación en una situación extremadamente dramática o enfrentarse a los medios de comunicación para dar una noticia de impacto con seguridad y firmeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *