Lunes, 27 Marzo, 2017

Sábado Santo Nazarí | Vídeo

Santa María de la Alhambra fue la única procesión del día. Por la mañana, el Silencio fue trasladado a su sede canónica en andas

Santa María de la Alhambra en la Puerta de la Justicia | Foto: Román Callejón
Davinia P.G. | Román Callejón | Fran Yeste


image_print

El año de la Misericordia ha hecho que este Sábado Santo fuese algo especial, diferente a los anteriores. En Granada sólo procesiona una corporación en el sábado de pasión, Santa María de la Alhambra, aunque el Santísimo Cristo de la Misericordia (Silencio) fue trasladado por la mañana a su sede canónica, la Iglesia del Salvador, ya que finalizó su estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral para conmemorar el año de la Misericordia.

Pero la Alhambra volvió a ser protagonista en el Sábado Santo granadino. Del recinto nazarí partía a las 17:30 la cofradía de Nuestra Señora de las Angustias Coronada de Santa María de la Alhambra. Antes de que comenzara a discurrir el cortejo que encabezaba la Banda de Cornetas y Tambores de Jesús de las Tres Caídas, los hermanos de la cofradía de La Borriquilla llamaban a las puertas del templo para devolver así la llave que abrió la Semana Santa el Domingo de Ramos. Este gesto simbólico viene a significar que se cierra así la representación de la Pasión y Muerte de Cristo por las calles de Granada, sin contar con los Resucitados, que procesionarán hoy.

A las órdenes de José Carvajal Linares, pasearía por la ciudad la hermosa dolorosa de Torcuato Ruíz del Peral que realizó en 1750. Como cada Sábado Santo, es tal la expectación que despierta esta cofradía, que se concentraron miles de personas en distintos puntos de la Alhambra, como la Puerta del Vino, la Puerta de la Justicia, el bosque del recinto nazarí o la conocida Puerta de las Granadas, entre otros.

Este año se ha reformado íntegramente el paso, donde se sitúa el grupo escultórico de Torcuato del Peral, y también se ha restaurado para adaptarlo al costal. Por otra parte, estrenó cuatro maniguetas en taracea con la cabeza de los leones del conocido patio alhambreño y se han adaptado los faroles de las esquinas de este paso.

Muchísimas personas también se concentraban en las inmediaciones del monumento nazarí para contemplar el regreso de esta hermandad, que es una de las estampas más pintorescas de nuestra Semana Santa. Sobre las doce llegaba a la Puerta de la Justicia y puntualmente a las una de la madrugada entraba a su Templo.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *