Domingo, 26 Marzo, 2017

Rusia vuelve a confiar en el Proton-M, tras explotar en julio

Para un satélite europeo

E.P


image_print

La agencia espacial de Rusia, Roscosmos ha utilizado de nuevo un lanzador Proton-M, en esta ocasión para poner en órbita un satélite europeo de telecomunicaciones. Se trata del primer lanzamiento después del accidente de uno de estos cohetes el pasado mes de julio.

Según informó un portavoz de Roscosmos, todo ha tenido lugar dentro de los previsto. El satélite, que ha sido fabricado por el grupo francés EADS, está basado en la plataforma Eurostar 3000 con una vida útil de 15 años. Se encargará de retransmitir programas de radio y televisión, además de garantizar la cobertura de Internet y telefonía móvil para usuarios de Europa, Oriente Próximo y África.

Se trata del sexto lanzamiento del Proton-M en lo que va de año y la misión número 389 en la historia de este cohete ruso. La imagen de estos lanzadores cayó en el último lanzamiento, realizado el 2 de julio de 2013 y que acabó en fracaso debido a la explosión del cohete poco después de despegar desde la base espacial de Baikonur (Kazajstán).

El accidente causó la pérdida de tres satélites de navegación rusos Glonass que el Protón-M llevaba a bordo, además, liberó al ambiente 172 toneladas de heptilo, un combustible que si se mezcla con tetraóxido de dinitrógeno es peligroso.

La agencia Ria Novosti ha señalado que la explosión se debió a una instalación incorrecta de sensores de velocidad angular. Para evitar nuevos accidentes de este tipo, Roscosmos modificó la forma de los sensores que se usan en los Proton-M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *