Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Rusia celebra este domingo elecciones parlamentarias con el partido de Putin como favorito

La principal novedad es que por primera vez se votará en Crimea y Sebastopol

Foto: Archivo
E.P.


image_print

Rusia celebra elecciones parlamentarias este domingo en las que el partido Rusia Unida que apoya al presidente, Vladimir Putin, se impondrá sin sobresaltos, aunque ha experimentado una relativa pérdida de apoyo, y con la única novedad de que por primera vez se votará en Crimea y Sebastopol, tras su anexión en 2014.

En total, están en juego los 450 escaños que componen la Duma, la Cámara Baja rusa, la mitad de los cuales se decidirán de forma proporcional mediante listas con un umbral mínimo del 5 por ciento del voto a nivel nacional, y la otra mitad en circunscripciones uninominales.

Precisamente, el hecho de que se haya recuperado este sistema, en el que el más votado se lleva el escaño, beneficiaría, según los expertos, a Rusia Unida, ya que el partido cuenta con una mayor presencia y puede hacer un mayor uso de los medios que otras formaciones.

ÚLTIMO SONDEO

Según el último sondeo publicado el lunes por el Centro de Investigación de la Opinión Pública (VCIOM), Rusia Unida se haría con el 41,1 por ciento de los votos, dos puntos más que la semana anterior pero lejos del 45,1 por ciento que tenía en junio.

Fundado en 2001 tras la llegada de Putin a la Presidencia un año antes, el partido disputó sus primeras elecciones en 2003, cuando pese a cosechar el 38 por ciento de los votos se hizo con dos tercios de los escaños gracias al sistema mixto de listas y circunscripciones únicas.

Su mejor resultado hasta la fecha, y que no parece que vaya a superar en esta ocasión, es el cosechado en 2007, cuando obtuvo el 64 por ciento de los votos, mientras que en 2011, cuando se celebraron las últimas elecciones, se quedó en el 49,32 por ciento y 238 escaños.

El segundo partido más votado, según el sondeo, sería sorpresivamente el Partido Liberal Democrático de Rusia (LDPR), del controvertido Vladimir Jirinovski, que alcanzaría el 12,6 por ciento de los votos, relegando al Partido Comunista a la tercera posición con el 7,4 por ciento.

En cuanto al resto de partidos de oposición fuera del sistema, como los describe en un reciente artículo Andrew Monaghan para el ‘think-tank’ Chathan House, parece poco probable que puedan conseguir representación parlamentaria, entre otras cosas porque, según explica, “están muy divididos entre sí y carecen de un amplio respaldo público”.

En este grupo entran formaciones como Yabloko o el Partido para la Libertad del Pueblo (PARNAS) del exprimer ministro Mijail Kasianov, que también cuenta con el apoyo de Alexei Navalni, uno de los líderes de las multitudinarias protestas que siguieron a las elecciones de 2011.

Según Monaghan, no cabe esperar protestas como las vividas tras las últimas elecciones, entre otras cosas porque las autoridades, temerosas de que Rusia pueda vivir su propio ‘Maidan’ como el que vivió Ucrania en 2014 y que llevó a la renuncia del presidente Viktor Yanukovich, han adoptado medidas para evitarlo.

Así, ha resaltado que se han endurecido las leyes sobre la libertad de reunión y asamblea y las fuerzas de seguridad, incluida la recién creada Guardia Nacional se han estado preparando ante la eventualidad de una “desobediencia civil”.

VOTACIÓN EN CRIMEA

Por otra parte, el principal interés que tienen estas elecciones es que por primera vez se votará en la península de Crimea y en Sebastopol, después de que sus habitantes decidieran en referéndum en marzo de 2014 anexionarse a Rusia. Pese a que Ucrania ha expresado su malestar por ello, y varios países, incluido Estados Unidos, han dejado claro que no reconocerán el resultado en este territorio, Moscú ha seguido adelante con sus planes de que se vote allí.

“Depende completamente de vosotros, los ciudadanos rusos, cómo será el futuro Parlamento”, sostuvo este martes el presidente ruso, quien goza de un respaldo cercano al 80 por ciento, en un mensaje animando a los ciudadanos a votar.

“Estoy seguro de que todos nosotros estamos interesados en enviar a la Duma solo a personas decentes, competentes, enérgicas y honestas capaces de actuar en base a la voluntad del pueblo y cumplir con sus expectativas”, aseveró. “Os animo a ir a los colegios electorales y votar y expresar vuestra posición”, fueron sus palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *