Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Rui Costa sorprende a los españoles y es el nuevo campeón del mundo



image_print

El ciclista portugués Rui Costa se ha proclamado campeón del mundo de ciclismo en ruta, en la prueba celebrada sobre 272 kilómetros entre las ciudades de Lucca y Florencia, mientras que los españoles Joaquim Rodríguez y Alejandro Valverde han sido plata y bronce respectivamente.

Con esta victoria, el portugués consigue el ‘maillot’ arcoíris por primera vez en su carrera y pone fin a un 2013 de ensueño. En esta temporada, el luso ha ganado, además del oro en Florencia, dos etapas del Tour de Francia. No será un año que Rui Costa olvide fácilmente.

Por su parte, la selección española consigue dos nuevas medallas. La plata de ‘Purito’ supone su segunda medalla en unos Mundiales, tras el bronce de Mendrisio en el año 2009. Por su parte, Valverde alcanzó su quinta medalla en los mundiales (dos platas y tres bronces) pero volvió a errar en los kilómetros finales.

Especialmente amarga le sabrá a Joaquim Rodríguez su segunda posición. El catalán hizo un trabajo de diez en su misión: debía desgastar a todo el que tratara de quitarle el oro a Valverde. Y lo hizo perfectamente. En la última vuelta, seleccionó el grupo en la subida a Fiesole. De una tacada eliminó a Sagan, Cancellara y Gilbert. Tres rivales (los tres más peligrosos para Valverde) eliminados. Y encima se llevó al murciano con él.

Tras coronar el puerto, quedaron en cabeza Purito, Valverde, el italiano Vincenzo Nibali y Rui Costa. También estuvo unos metros el colombiano Rigoberto Urán, pero el cafetero tuvo la mala suerte de irse al suelo en el descenso y quedó eliminado de la pelea. A partir de ahí, el siguiente paso era desgastar a Nibali, y eso ‘Purito’ también lo hizo a la perfección.

Nibali echó el resto para coger a ‘Purito’ en la Via Salviati y ese esfuerzo, unido a las dos caídas que sufrió el siciliano, acabaron con sus posibilidades de oro. España, en el último repecho, agotó su táctica. Otra vez Joaquim por delante, y Valverde detrás aguantando al italiano y al portugués.

En ese momento, la carrera estaba en un punto que si el guión lo hubiera escrito Javier Mínguez no sería más idílico. Solo se vislumbraban dos opciones: o ‘Purito’ llegaba solo, o Valverde llegaría a la rueda de alguno de los otros dos (o de ambos) y les vencía al sprint.

Y entonces llegó el momento de Rui Costa. El portugués no había hecho ruido durante la vuelta final y a falta de dos kilómetros para la meta, cuando ‘Purito’ tenía unos segundos de ventaja, se fue a por él. Y ahí es donde Valverde no estuvo bien. Bien por falta de piernas o bien porque aún temía a Nibali, el murciano no fue a por Rui Costa y el resultado fue que se escapó el oro.

Porque Costa atrapó a Joaquím Rodríguez y en cuanto ‘Purito’ miró hacia atrás para ver dónde estaba Valverde, y solo vio carretera, supo que el oro se les había escapado un año más. En el ‘sprint’ final, Joaquim, que sería más rápido que el luso casi en cualquier situación, ya no podía con su alma y la fuerza de Rui Costa se impuso.

Un final amargo para la delegación española, como bien lo reflejaron las caras en el podio. Valverde sin sonreír y Joaquim Rodríguez no pudo evitar las lágrimas ante la que ha sido su gran opción de ser campeón del mundo. El arcoíris viaja a Portugal, a la espalda de un Rui Costa que cierra un 2013 de ensueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *