Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Rudresh Mahanthappa despide las actuaciones principales del Festival de Jazz

El Festival sortea la crisis con un presupuesto reducido y 10.000 espectadores

Festival de Jazz


image_print

La trigésimo sexta edición del Festival de Jazz de Granada finalizó anoche con la actuación de Rudresh Mahanthappa y su quinteto, agotando las entradas del Teatro Isabel la Católica. Un público entusiasmado acudió a su llamada como si de un reclamo se tratara para la presentación en nuestra ciudad de su último disco, ‘Bird Calls’ (ACT, 2015).

Rudresh Mahanthappa es un saxofonista nacido en Trieste, Italia. Desde mediados de los noventa lleva apareciendo en numerosos trabajos de jazz, colaborando con músicos tan variados como su amigo Vijay Iyer, el rapero y poeta Mike Ladd, sus compañeros en MSG Chander Sardjoe y Ronan Guilfoyle o Rez Abassi, con el que Rudresh y el batería Dan Weiss, forman la Rudresh Mahanthappa’s Indo-Pak Coalition. Mahanthappa vino acompañado del anteriormente citado Dan Weiss, Joshua White al piano, François Moutin en el contrabajo y un jovencísimo Adam O’Farrill a la trompeta. El show se basó en la última publicación del saxofonista, un trabajo que viene precedido de numerosos premios y críticas entusiastas.

Pasadas las nueve la formación apareció en el escenario, abriendo la velada con la pieza ‘On the Dl’, liderada por el propio Rudresh con un solo de saxo con reminiscencias indias y que evocaba paisajes místicos y misteriosos. El quinteto alargó la canción hasta venticuatro minutos de duración en un trance que recorrió el bebop, el jazz contemporáneo y el free jazz.

Posteriormente, sonó ‘Chillin’, procedente del ‘Bird Calls’, con melodías de saxofón y trompeta muy luminosas y una batería muy potente que, junto con el contrabajo y el piano, marcaban el ritmo de la canción. Durante el concierto, se fueron intercalando las enérgicas improvisaciones de todos los miembros de la banda, destacando especialmente en este aspecto Weiss y Moutin, que ofrecieron sendas exhibiciones de técnica y entrega en sus respectivos instrumentos.

Mahanthappa quiso dedicar a las víctimas de los recientes atentados de París ‘Talin is thinking’, originalmente compuesta para su hijo pero que, dadas las circunstancias, no podía dejar de dedicar a los fallecidos y heridos en la tragedia gala.
En las casi dos horas de show hubo tiempo para repasar todo el álbum de Rudresh, interpretando otras piezas como ‘Maybe later’, ‘Sure, why not’ y todos los ‘Birds Calls’, pequeños interludios del trabajo llamados y numerados de esa forma.
Llegadas casi las once de la noche, el grupo cerró el concierto agradeciendo a todos los presentes su asistencia con ‘Man, thanks for coming’, aunque el intento fue en vano porque el público nazarí, con su insistencia, consiguió que la formación reapareciera tras su marcha para interpretar ‘Both hands’, dejando así satisfechos a todos los presentes tras una exhibición de talento y entrega de casi dos horas de duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *