Miércoles, 29 Marzo, 2017

Rubalcaba emplaza a sentarse a hablar sobre la reforma de la Constitución

El lídel del PSOE aboga por ofrecer un "proyecto colectivo" ante la crisis

E.P.


image_print

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha hecho este viernes un llamamiento a las fuerzas políticas, en especial al PP, para abrir un diálogo sobre la, a su juicio, necesaria reforma de la Constitución y es que, en su opinión, no se puede alegar que “no hay consenso” para acometerla si ni siquiera se ha hablado de ello. Es más, está convencido de que pueden alcanzarse acuerdos en puntos concretos.

Así lo ha asegurado Rubalcaba a su llegada al Congreso para participar en la recepción por el aniversario de la Carta Magna. Según ha dicho, los 35 años que han pasado desde 1978 invitan a “echar la vista atrás” y a concluir que, pese a que “muchos españoles lo están pasando muy mal”, los ciudadanos pueden sentirse “orgullosos” de los logros conseguidos en este periodo, “al amparo de una obra colectiva” como fue la ley de leyes.

Pero, para el dirigente socialista, esos 35 años también son “una edad respetable” para mirar hacia delante, máxime teniendo en cuenta la crisis “económica, social y territorial” que padece el país. En su opinión, “son necesarios muchos cambios” y éstos han de venir “amparados por un proyecto político común y compartido”.

NO SE TRATA DE ABRIR UN PROCESO CONSTITUYENTE

Rubalcaba aprecia una “necesidad evidente” de reformar la Carta Manga, pero no para abrir un “proceso constituyente”, sino para cambiar aquellos asuntos en los que haya consenso, incorporar las experiencias vividas en este tiempo, resolver el “problema territorial y “volver a construir un proyecto político común, compartido y con altura de miras”.

El líder del principal partido de la oposición considera que esos retoques con imprescindibles para adaptar la ley de leyes a los tiempos actuales. “La España que nos espera va a ser muy distinta ahora que estamos alumbrando la salida de la crisis”, comentado.

Y, a continuación, ha avisado al PP de que no se puede decir que “no hay consenso” sobre una eventual reforma “sin ni siquiera haberse sentado a hablar sobre la reforma”. Y, como ejemplo de que los acuerdos son posibles, se ha preguntado si es que acaso hay algún partido que no comparta la necesidad de incluir la sanidad en el capítulo de los derechos fundamentales, como él propuso hace justo un año.

Rubalcaba ha reconocido que “consenso” implica “acotar” y que para lograrlo se deben hacer renuncias porque no es posible consensuar todo lo que uno propone. Por eso, aunque no ha descartado que el PSOE presente formalmente una propuesta de reforma ante la pasividad del Gobierno, ha insistido en que las iniciativas “unilaterales” no casan mucho con la necesidad del consenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *