Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

            

Rosendo se despide este sábado de Granada

El rockero de Carabanchel visita el Palacio de Deportes con su gira ‘Mi tiempo señorías…’ con la que dice adiós a más de 40 años sobre los escenarios

Rosendo durante uno de sus conciertos | Fuente: http://www.rosendo.es/
Juan Prieto / @juanprieto10


image_print

‘Mi tiempo señorías…’ es la última gira de Rosendo Mercado (1954), el rockero de Carabanchel que se ha convertido en un icono del rock español y que, tras más de 40 años sobre los escenarios, se despide con dignidad y con la cabeza muy alta. Lo hará este sábado por la noche en el Palacio de Deportes de Granada (21.30 horas), acompañado de Rafa J. Vegas (bajista) y Mariano Montero (batería), la banda con la que ha estado la mayor parte del tiempo desde la desaparición de Leño y, también, se espera una aparición especial de su hijo Rodrigo, a quien cede de forma simbólica el testigo en estos meses de adiós por las principales capitales del país. Incluso, tratándose de la ciudad que es, puede que haya alguna sorpresa más sobre el escenario.

El hombre que nunca cedió al mercantilismo y a las modas de las discográficas ha decidido marcharse por un cierto cansancio físico y mental, sin dar tiempo a quemarse del todo, aunque no ha ocultado en declaraciones recientes que “ya no soy un músico marchoso y he sufrido un desgaste brutal’. Pero, sobre todo, se va por hacerlo en lo más alto. Siempre aspiró a no arrastrarse jamás por un escenario.

Se va como le gusta, cuando él lo ha decidido. Con una banda que siempre fue trío (al igual que con Leño y como su ídolo de juventud, Rory Gallagher), con el apoyo de bajista, batería y con su Fender Stratocaster de toda la vida, con la que ha dibujado el sonido de los acordes, tanto con Leño como en solitario, de gran parte de los mejores temas del rock en España, de manera especial de ese rock urbano del que es el patriarca y que le ha hecho escribir letras con mala leche, ácidas, críticas, inconformistas… con las que ha labrado una manera de vivir y una leyenda de músico insobornable.

Fuente: http://www.rosendo.es/

 

Rosendo y Granada

La relación de Rosendo con Granada ha sido amplia. Es posible que hubiera estado antes con Ñu -su primera banda de rock, tras sus juveniles inicios en Fresa-, pero la primera aparición que le recuerda el que escribe fue a primeros de los ochenta, posiblemente 1981 o 1982, en un concierto en el Paseo de los Tristes, con motivo de las fiestas del Corpus, en un paraje inmejorable y con un cartel de la época: Leño, Barón Rojo y ¿Asfalto? O Aldar, la banda que montó Lapido. Ya cuesta trabajo recordar. Al autor de este artículo le contó años después Sherpa (José Luis Campuzano), bajista y cantante de Barón Rojo en los años de éxitos de la mejor banda heavy de la historia del rock nacional, que él si recordaba aquella actuación por una anécdota. Y es que mientras tocaba el tercer grupo, él y Rosendo se tumbaron en unos equipos mirando a la Alhambra, con la luna al fondo, y que, mientras se fumaban un porro, el de Carabanchel le dijo: “Fíjate bien donde estás, porque en tu puta vida vas a tocar en un escenario mejor que este”.

Con Leño también estuvo Rosendo en el mítico concierto del antiguo Los Cármenes, en aquella espectacular gira de Miguel Ríos llamada ‘El rock de una noche de verano’ (1983) y en la que también figuraba en cartel Luz Casal. Precisamente tras aquella gira, y en lo más álgido del ‘momento Leño’, la banda se separó y, dos años más tarde, el de Carabanchel emprendió su carrera en solitario, loco por seguir incordiando en un panorama nacional donde la movida madrileña había tratado de apartar de los focos a los grupos de rock nacidos a finales de los 70.

Pero con Rosendo no lo consiguieron y el indomable músico produjo hasta 20 discos desde entonces hasta nuestros días. De todos ellos fue dando buena cuenta en ocasiones en Granada, muchas de esas veces en el Festival de Rock del Zaidín, donde ha sido asiduo desde que se celebraba en Fontiveros, pero también en salas más pequeñas, como Percusión, o en diferentes pueblos de la provincia. Su última visita a Granada fue precisamente este verano en el Bull Music Festival, en mayo de este año.

Las diez canciones imprescindibles de Rosendo, con Leño y en solitario

Estas son las diez canciones imprescindibles para entender la música de Rosendo, tanto con Leño como en solitario:

Con Leño:

El tren (1979)

Maneras de vivir (1981)

La Fina (1982)

Sorprendente (1982)

¡Qué desilusión! (1982)

En solitario:

Pan de Higo (1985)

Agradecido (1985)

Loco por incordiar (1985)

Flojos de pantalón (1988)

Masculino singular (2002)

 

 


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.