Lunes, 27 Marzo, 2017

Rochina, contigo empezó todo

El valenciano volvió a liderar al Granada CF. Marcó el gol que iniciaba la remontada y sacó los dos saques de esquina que dieron una victoria de mucho mérito a los rojiblancos

Foto: Granada CF
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Eran las 22:15, y todos daban al Granada por descendido. Fue en ese momento cuando apareció Rochina, con el brazalete de capitán en su brazo, para liderar una victoria épica. Amagó y amagó, hasta que se perfiló para batir a Lizoain. Encontró un hueco para gritarle que sí se puede a la esperanza y la salvación. Con Rochina empezó todo.

El valenciano volvió a ser determinante en un partido eléctrico por parte de ambos equipos. Si alguien esperaba que Las Palmas, por el hecho de no jugarse nada, no dispusiera de toda su competitividad y fútbol en Los Cármenes, estaba muy equivocado. Los dos goles iniciales de Viera fueron superados por un Granada lleno de garra, coraje y Rochina.

El Granada empató el partido. Que el 2-2 se pusiera pronto en el marcador fue clave para no provocar un nerviosismo innecesario. Fue Rochina quien botó el córner que Doucs peinó para que El-Arabi anotara su décimo quinto gol en esta Liga BBVA.

Y fue Rochina quien terminó de provocar el éxtasis en Los Cármenes cuando puso otro balón desde la esquina para que Ricardo Costa pusiera el 3-2 en el luminoso y Granada entera se viniera abajo. Más de una casa tembló el sábado noche. El portugués eligió un momento único para vestirse de goleador y anotar su primer gol con la elástica rojiblanca horizontal.

Rochina sacó el carro del vestuario, se lo echó a la espalda y tiró de él cada minuto que estuvo sobre el césped. Se ha convertido en el héroe del granadinismo por pleno derecho. Comandó a su Granada en una victoria de muchísimo mérito, y en busca de una permanencia que no ha hecho más que salvar otro capítulo. Sevilla es el próximo ‘match ball’, y es que en el Sánchez Pizjuán la victoria vuelve a ser obligada para seguir en la “Eterna Lucha”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *