Jueves, 23 Marzo, 2017

Rober denuncia actos vandálicos en la noche de Halloween

Desde el comité afirman que ha habido dejadez de funciones por parte de los responsables de mantener el orden y la seguridad en nuestra ciudad y en el servicio urbano de autobuses

Autobús dañado con las lunas rotas.


image_print

El comité de empresa de Transportes Rober denuncia los incidentes que los conductores y usuarios de los autobuses urbanos han sufrido el 30 de octubre, (noche de Halloween). El año pasado, en esta misma fecha fueron víctimas de ataques vandálicos en los que los vehículos sufrieron roturas de lunas y diversos daños materiales. Rober se refiere a estos hechos como “muy graves”, dado que ponen en riesgo evidente la integridad física y psíquica de usuarias/os y los conductores.

En previsión, para que estos hechos no se volviesen a repetir, el Comité, el pasado 29 de julio, mantuvo una reunión con el Subdelegado del Gobierno solicitándole medidas preventivas. Igualmente, se informo al Ayuntamiento de Granada a través del Área de Movilidad y Protección ciudadana y a la dirección de la empresa Transportes Rober.

Con la dirección de la empresa se mantuvo una reunión el mismo día 30 en la que el comité exigía a ésta que tomase las medidas necesarias para prevenir dichos ataques y que se llevase a cabo el protocolo de seguridad, que establece un aumento de las medidas como vehículos policiales escoltando a los autobuses, otra medida es que ante la reiteración de ataques en los autobuses se pueda suspender de forma cautelar el servicio en la zona conflictiva, evitando males mayores que una vez producidos nadie quiere asumir responsabilidades.

Pese a todas estas advertencias, en la citada noche de Halloween los trabajadores sufrieron hasta 14 incidencias, entre las que destacan masiva rotura de cristales por lanzamiento de objetos y 11 de estas se producen en la zona norte de nuestra ciudad, concretamente las líneas SN5 y N5. Por todo ello, el comité de empresa denuncia que pese a las advertencias no se ha establecido ningún protocolo de seguridad y otra vez más se ha puesto en riesgo a los usuarios y conductores de los autobuses. Parece que hasta que ocurra una verdadera catástrofe no se van a tomar las medidas necesarias.

Desde el comité afirman que ha habido dejadez de funciones por parte de los responsables de mantener el orden y la seguridad en nuestra ciudad y en el servicio urbano de autobuses, (Subdelegación de Gobierno, Ayuntamiento de Granada y Transportes Rober).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *