Martes, 28 Marzo, 2017

Rober defiende a los revisores y asegura que el 99% de las reclamaciones se ponen por el nuevo sistema de pago

Desde el Comité de Empresa señalan que "los revisores han pasado un exhaustivo proceso de selección a cargo de una empresa externa"

LAC | Foto: archivo GD
Gabinete / Redacción GD


image_print

El comité de empresa de Transportes Rober (presidido por CCOO), ante la polémica generada a raíz del trabajo desempeñado por los revisores de la Línea de Alta Capacidad (LAC), informa que “estos trabajadores y trabajadoras se limitan a cumplir las instrucciones indicadas por la empresa, que no son otras que revisar el vehículo para el control de billetaje e informar al usuario, fuera de las paradas, del sistema de pago en dicha línea; así como estar presentes en las paradas donde la máquina expendedora de billetes no funciona correctamente, hasta que ésta sea reparada”.

El Presidente del Comité de Empresa de la empresa Rober, Francisco Barranco (CCOO), ha salido al paso de dichas declaraciones: “Entendemos que al ser distinto el sistema de pago puede generar confusiones, lo que los representantes de los trabajadores no entendemos que se desacredite y se cuestione la profesionalidad hacia los revisores cuyo cometido es velar por que los usuarios validen correctamente el título de transporte”.

Además, señalan desde el comité, “los revisores y revisoras han pasado un exhaustivo proceso de selección a cargo de una empresa externa donde ha primado, entre otras cuestiones, el aspecto psicológico ante posibles desencuentros con usuarios. Y han sido instruidos para el correcto trato de los viajeros. No obstante, ha precisado el representante sindical, los revisores y revisoras de la LAC continúan aún en proceso de prueba”.

Desde el comité de empresa entienden lo “desagradable” que debe ser para el usuario/a, que no ha validado correctamente su billete de transporte, que le inviten a bajarse del autobús y le apliquen el recargo correspondiente, según establece la ordenanza municipal del Ayuntamiento y la propia empresa Transportes Rober. Pero la representación de la plantilla recuerda también que los revisores deben soportar quejas airadas e insultantes y, a pesar de esto, seguir con el protocolo establecido.

Por todo ello, el comité de empresa de Transportes Rober realiza un llamamiento a la ciudadanía que “si no está de acuerdo con el procedimiento empleado o con la ordenanza deben dirigirse a donde corresponda, o bien al Ayuntamiento o a la propia empresa, y expresar su disconformidad”, ha explicado Barranco (CCOO). Ya que, ha recordado, “los trabajadores y trabajadoras están cumpliendo con su cometido, teniendo que aguantar insultos que no merecen”. Por último, desde el comité de empresa se insta a los partidos políticos que no estén de acuerdo con esta ordenanza a que “muevan ficha” en el Ayuntamiento, institución donde cuentan con representación, y “dejen tranquilos a la plantilla”.

Por último el comité de empresa confirma que, tras pedir a la dirección de Transportes Rober información, ha constatado que el 99% de las reclamaciones van dirigidas por las máquinas de recargo, no contra el trato de los revisores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *