Martes, 24 Octubre, 2017

            

Rescatado un montañero que casi pierde la vida en un accidente en Sierra Nevada

Durante más de cinco horas de duro trabajo, los guardias civiles han salvado la distancia y la fuerte pendiente que separaba el Paso de los Machos del Collado de la Carihuela

Rescate del montañero por la Guardia Civil
E.P.


image_print

La Guardia Civil ha realizado esta pasada madrugada, en colaboración con Cetursa, efectivos del 112 y del 061, un difícil rescate en Sierra Nevada en el que la rápida actuación de los agentes ha permitido salvar la vida a un montañero accidentado.

El montañero, un hombre de 35 años, llamó sobre las 19,15 horas del jueves solicitando auxilio porque se había caído en algún punto entre el Collado de la Carihuela y el refugio de la Caldera, en Sierra Nevada.

Contó a los agentes que estaba gravemente herido y aturdido y que no podía recordar por dónde iba cuando se cayó. Había resbalado por pendientes y cortados hasta que se quedó parado sobre una roca y, además de las heridas, ya presentaba síntomas de hipotermia.

La Guardia Civil le instó a que colgara el teléfono y que fuera llamando al 112 cada treinta minutos, según informa en un comunicado el Instituto Armado.

Mientras tanto el Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Granada activó un primer equipo de cuatro especialistas, a la vez que solicitó a Cetursa una máquina para que recogiera a los agentes en Borreguiles y los trasladase hasta el Collado de la Carihuela, desde donde continuarían la búsqueda del montañero accidentado a pie.

En cada llamada que hacía el herido al 112 y que era transferida a la Guardia Civil, los agentes comprobaban que su estado se iba agravando por culpa de la hipotermia; y para intentar mantenerlo despierto le pidieron que llamara cada quince minutos, y no cada treinta como hasta entonces.

También le pidieron para facilitar su localización que encendiera su frontal y apuntara hacia la Carihuela para que el equipo de rescate pudiera verlo.

El primer equipo de rescate le localizó sobre las 23,00 horas en el Paso de los Machos, en el valle del río Veleta, a unos 2.800 metros de altitud. Los agentes lo primero que hicieron fue establecer un punto caliente en torno al herido con mantas térmicas e infernillos de etanol para aliviar la hipotermia severa que sufría, sobre todo en las piernas.

Posteriormente, la Guardia Civil contactó telefónicamente con el 061 y un médico de guardia fue dando instrucciones a los agentes sobre cómo inmovilizar al herido con un inmovilizador cérvico-torácico y con férulas.

Una vez que el montañero ya estaba en la camilla, para salvar la fuerte pendiente, los guardias civiles dispusieron un sistema de cuerdas hasta el Collado de la Carihuela, donde esperaba una máquina de Cetursa, un médico que se había ofrecido voluntario para atender al herido allí y dos especialistas más del Servicio de Montaña.

Durante más de cinco horas de duro trabajo, los guardias civiles han salvado la distancia y la fuerte pendiente que separaba el Paso de los Machos del Collado de la Carihuela. Una vez allí una máquina de Cetursa ha trasladado al herido hasta Pradollano, donde esperaba una ambulancia para evacuarlo hasta un hospital granadino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *