Lunes, 25 Septiembre, 2017

            

Rescatada una familia, con una hija menor de edad, en los Peñones de San Francisco de Sierra Nevada

Los agentes encontraron a los tres excursionistas en el interior del refugio de San Juan sobre las 18,00 horas. Los tres tenían algo de frío, pero su estado de salud era bueno.



image_print

La Guardia Civil ha rescatado este domingo a una familia de La Zubia (Granada) en los Peñones de San Francisco de Sierra Nevada, en el término municipal de Güéjar Sierra, al verse sorprendidos por el endurecimiento de la nieve que por la mañana habían podido pisar, y carecer de material adecuado para hacer una travesía por terreno helado.

Los excursionistas dejaron su coche en el centro de visitantes de El Dornajo este domingo por la mañana. El matrimonio y su hija, menor de edad, querían aprovechar el día de sol y subir hasta los Peñones de San Francisco. Pisando nieve blanda llegaron hasta el destino que tenían previsto, pero no tuvieron en cuenta que cuando el sol se retirase, toda la nieve que estuviese en zona de sombra se endurecería y sin material adecuado sería imposible regresar.

Así les ocurrió. El matrimonio llevaba botas en los pies y la hija, de quince años, unas zapatillas deportivas; ninguno de ellos llevaba, sin embargo crampones, por lo que sobre las 16,40 horas optaron por llamar al Servicio de Emergencias de la Junta de Andalucía, el 112, pidiendo ayuda, informa el Instituto Armado en una nota.

Este servicio alertó a la Guardia Civil y una patrulla del Servicio de Montaña de la Comandancia de Granada que se encontraba de servicio de orden público en la estación de esquí de Sierra Nevada se dirigió inmediatamente hacia los Peñones de San Francisco.

Los agentes encontraron a los tres excursionistas en el interior del refugio de San Juan sobre las 18,00 horas. Los tres tenían algo de frío, pero su estado de salud era bueno.

La Guardia Civil comprobó que por la ruta habitual sería imposible evacuarlos al carecer de material adecuado para pisar terreno helado y buscó una ruta alternativa a través de los pinos para aumentar la seguridad de los excursionistas. Uno de los agentes se quitó su casco y se lo puso a la menor y emprendieron la bajada. No obstante ésta se demoró más de dos horas.

Sobre las 20,00 horas la Guardia Civil dejaba al matrimonio y a su hija junto a su coche en el Dornajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *