Sábado, 21 enero, 2017

Renfe amplía hasta agosto el plan alternativo de transporte en autobús por las obras del AVE

La ministra justificó los retrasos de la obra en la tardanza del informe medioambiental, que se demoró un año

Foto: Archivo GD
E.P


image_print

Renfe ampliará hasta el mes de agosto el Plan Alternativo de Transporte (PAT) establecido a consecuencia de las obras en la línea de ancho convencional Granada-Bobadilla para su adaptación al paso de trenes de Alta Velocidad.

Según avanza la prensa local, este plan alternativo, que fue activado en abril del pasado año, supone que los pasajeros tengan que hacer transbordos para viajar por carretera –en autobús– entre las estaciones de Granada y Antequera Santa Ana para las relaciones Madrid-Granada y Sevilla-Granada-Almería y Granada-Algeciras.

Concretamente, Renfe ha sacado a licitación este servicio de desplazamiento entre Granada y Antequera durante un periodo de cinco meses por un presupuesto de 995.724 euros, según consta en el anuncio publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), consultado por Europa Press.

La medida se adoptó por primera vez en abril del pasado año ante la imposibilidad de compatibilizar el servicio de trenes ordinario con los trabajos que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) está acometiendo en diversos tramos de la línea Granada-Bobadilla para la llegada del AVE.

Fuentes de ADIF consultadas por Europa Press han rehusado este miércoles ofrecer fechas concretas sobre la finalización de las obras de la Alta Velocidad y se han remitido a las declaraciones realizadas la semana pasada por la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, durante una visita a los trabajos en Granada.

Pastor señaló entonces que el AVE llegará a Granada este año, sin concretar más fechas, y garantizó el soterramiento en una segunda fase para lograr que la infraestructura se “integre lo máximo posible” en la ciudad.

La ministra justificó los retrasos de la obra en la tardanza del informe medioambiental, que se demoró un año, o los modificados planteados por las empresas constructoras, aunque garantizó disponibilidad presupuestaria para culminar la infraestructura, en la que ya se han invertido más de 800 millones de euros desde 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *