Viernes, 24 Marzo, 2017

Remedios naturales para combatir el dolor de muelas

Si no se quiere recurrir a ningún medicamento en esta espera, en este artículo hay algunas actuaciones que pueden mitigar esa terrible sensación



image_print

¿Dolor de muelas? A veces duele solo de pensarlo. es una de las molestias más intensas y desagradables para las personas. Un síntoma de que algo malo puede ocurrir en nuestra boca, y es en ese momento cuando revisiones y visitas exprés al dentista se hacen necesarias. Pero lo cierto es que no siempre que se siente un dolor de muelas se puede acudir al especialista rápidamente. Por eso, existen algunos remedios naturales, de los que se puede echar mano, mientras esperamos la visita al dentista. Si no se quiere recurrir a ningún medicamento en esta espera, en este artículo hay algunas actuaciones que pueden mitigar esa terrible sensación.

En primer lugar el dolor de muelas puede aparecer por distintas razones. Las más comunes son una caries avanzada, que afecta a los nervios del diente, un absceso en una muela, salida de las muelas del juicio, dolor en los oídos o sinusitis, una corona o pieza dental agrietada, o incluso un alimento que se ha quedado entre los dientes produciendo inflamación y molestias.

Aunque no es un remedio natural, se puede introducir un poco de hilo dental en la muela que duele. Ayudará a eliminar cualquier residuo alimentario que se encuentre entre las muelas y que pueda ser el posible causante del dolor y las molestias.

Y entre los remedios naturales podemos encontrar el perejil, que cuenta con diversos componentes que ayudan a aliviar el dolor, por eso es usado frecuentemente para distintas molestias. Masticar un poco de perejil varias veces al día puede ayudarte a aliviar el dolor de muelas naturalmente.

Cuando el dolor de muelas se debe a un absceso o alguna infección por causa de un alimento descompuesto entre las muelas, la sal es una gran aliada debido a su poder antiséptico. Una solución sencilla es mezclar medio vaso pequeño de agua con una cucharada de sal y realizar gárgaras después de cada comida. Esto ayudará a controlar la posible infección y disminuir el dolor.

Otro remedio son los clavos de olor, que contienen una sustancia llamada eugenol, que funciona como un excelente sedante. Se puede aplicar directamente sobre la encía de la muela dolorida un clavo de olor durante unos minutos, o agregar cinco clavos de olor a una porción de enjuage bucal, y hacer gárgaras al menos tres veces al día.

Si no tienes ningún problema en comer ajo, se puede aplicar un poco en la encía de la muela afectada, debido a sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias.

El té negro es muy buen aliado para aliviar el dolor de muelas, debido a su contenido de ácido tánico, que es un analgésico y antiinflamatorio que ayudará a reducir los dolores. Se puede aplicar directamente una bolsita de té negro que, previamente haya sido mojada en agua caliente, para que suele la teína. Hay que dejarla reposar y que no adquiera la temperatura ambiente, y luego aplicarla varias veces al día.

Aplicar una compresa helada de forma externa, en el lado de la mandíbula donde se presenta el dolor de muela, puede ayudarte a reducir la inflamación y las molestias. Recuerda envolver la compresa en un paño para disminuir las molestias del contacto con el frío.

El agua oxigenada directamente en la zona también es un buen remedio casero para aliviar el dolor de muelas. Es importante recordar que aunque estas alternativas naturales pueden aliviar temporalmente las molestias, se debe acudir a un especialista para descubrir las causas del dolor de muela y recibir un tratamiento profesional en el caso de que sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *