Martes, 24 enero, 2017

Reivindican el origen granadino del ‘rebujito’, inventado en la caseta de la feria de los farmacéuticos en 1985

El farmacéutico Antonio Baquero afirma que la bebida se creó con la mezcla de vino amontillado del Laboratorio Calmante vitaminado y Seven Up

Foto: Archivo | Fuente: www.comerco.es
E.P.


image_print

El popular ‘rebujito’, la bebida burbujeante típica de las ferias de Andalucía, fue “inventado” en la caseta que los farmacéuticos, ‘La Rebotica’, durante la feria del Corpus Christi de Granada en 1985, según ha reivindicado el farmacéutico Antonio Baquero Olmos.

Para hablar de su origen, Baquero se remonta a los años 80, cuando la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada, presidida por Francisco Ortiz de Saracho Sueiro, decidió montar una caseta en los terrenos del ferial para las fiestas del Corpus Christi, y se creó una comisión para ello.

En principio la caseta se montaba con la aportación de los farmacéuticos con oficina de farmacia y con las colaboraciones que se conseguían de los distintos laboratorios farmacéuticos. Aquella primera caseta, ‘La Rebotica’, se montó con un decorado que parecía una auténtica botica.

En el año 1985, según informa Baquero en un artículo publicado en la revista ‘Farmanova-Hefagra’, tras una larga jornada de trabajo, llegó el cansancio y la sed a los miembros de la comisión, pero éstos no tenían bebida alguna, y tampoco ni un local cercano al que acudir.

“Empezaron a rebuscar por todos los trastos, cajas y restos que habían quedado almacenados desde el año anterior y tampoco había nada”, señala el farmacéutico, que aclara que al final hallaron un par de cajas de botellas de vino amontillado del Laboratorio Calmante vitaminado. Pero, tras el primer sorbo, resoplaron y notaron que el vino no estaba en muy buenas condiciones, así que decidieron añadirle un refresco para cambiarle el sabor.

Sólo encontraron unas botellas de ‘Seven Up’, que mezclaron con el vino: “Como si de una fórmula magistral se tratase, mezclaron este vino de Calmante Vitaminado y el Seven Up, resultando estar bueno; tan bueno que durante el resto del montaje de la caseta y durante todas las fiestas del Corpus, fue la bebida de moda, pero ya era con Sprite”.

Uno de los miembros de la comisión dijo que en Huelva le llamaban rebujo a un vino que se mezclaba con azúcares y agua carbonatada que tenía un gusto parecido, por lo que decidieron que a aquel “invento” podrían llamarle “rebujito”, cuya fórmula fue después mejorada: “con un tercio de Manzanilla en una jarra con hielo y hasta arriba de Sprite”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *