Martes, 17 enero, 2017

Reclaman vigilancia en el centro de salud de Atarfe tras una agresión verbal a una trabajadora

La profesional afectada ha iniciado los trámites necesarios por agresión, se encuentra de baja laboral y bajo tratamiento médico

atarfe
Localidad de Atarfe


image_print

El Sindicato Andaluz de Celadores Conductores (Saceco) ha vuelto a reclamar que se habilite un servicio de vigilancia privada en el centro de salud de Atarfe (Granada) después de que este miércoles una auxiliar administrativa haya sido amenazada de muerte por parte de una usuaria que ha intentado sin éxito agredirla físicamente.

Según informa el sindicato en un comunicado, los hechos han ocurrido a las 12,40 horas, cuando una usuaria de 38 años acudió al centro de salud demandando asistencia para su hija. A pesar de que no esperó turno ni aportó documento alguno, la trabajadora la derivó a la consulta del médico correspondiente.

A los pocos minutos la usuaria se dirigió al mostrador y amenazó de muerte a la auxiliar administrativa para intentar luego entrar dentro del mostrador para agredirla físicamente, aunque en ese momento intervino otra trabajadora que impidió la agresión. Al ver que no podía acceder hasta donde estaba la profesional comenzó a golpear la puerta, insultar y amenazar a las cuatro administrativas diciéndoles que “las esperaba en el descampado a que salieran”.

La profesional afectada ha iniciado los trámites necesarios por agresión, se encuentra de baja laboral y bajo tratamiento médico. La compañera que salió en su defensa impidiendo que la usuaria entrase al mostrador, ha recibido asistencia médica por la tensión sufrida y que le ha ocasionado un episodio grave de hipertensión.

El sindicato ha recordado que hace menos de un mes en este mismo centro de salud hubo una agresión física a un celador conductor, mientras que este pasado martes fue una médico la que sufrió otro episodio de amenazas en su consulta y golpes en su mesa por parte de otro usuario.

El martes los celadores conductores de Atarfe se entrevistaron con el delegado de Salud de la Junta en Granada, Higinio Almagro, y le hicieron entrega de casi 700 firmas avalando la necesidad de instaurar un servicio de 24 horas de vigilancia privada, pues desde el 17 de noviembre se han registrado ya cinco agresiones.

Los servicios jurídicos del sindicato ya se encuentran asesorando a esta trabajadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *