Jueves, 27 Julio, 2017

            

Recibe el alta el hombre que presuntamente mató a su pareja en Cúllar

El Juzgado de Instrucción número 1 de Granada decretó el pasado lunes el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para él por un delito de homicidio, por lo que una vez recibida el alta deberá entrar en la cárcel



image_print

El hombre de 59 años que presuntamente mató la semana pasada a su pareja sentimental en Cúllar  al dispararle con una escopeta de caza ha recibido este jueves el alta en el Hospital de Traumatología de la capital, donde ha estado ingresado por las heridas por arma de fuego que presentaba en la mandíbula a raíz de que intentara suicidarse, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

   El Juzgado de Instrucción número 1 de Granada decretó el pasado lunes el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para él por un delito de homicidio, por lo que una vez recibida el alta deberá entrar en la cárcel.

   Dado que el presunto homicida continuaba a principios de semana ingresado en el Hospital de Traumatología y ante la necesidad de resolver su situación legal, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Baza, que instruye la causa, remitió un exhorto al juzgado de Guardia de Granada para que decidiera sobre la situación de esta persona dentro de los plazos legales, según señalaron fuentes judiciales.

   Así, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Granada acudió al centro hospitalario para tomarle declaración y posteriormente decretó su ingreso en prisión.

   Los hechos ocurrieron el pasado jueves en el domicilio conyugal, situado en el número 39 de la calle Barranco Tercero del municipio, donde un familiar de la víctima, Antonia L.B. de 62 años, halló, sobre las 22,00 horas, su cuerpo tirado en el suelo.

   Estaba malherida por un disparo en el pecho y junto a ella se encontraba su pareja con otra herida de bala, ya que supuestamente intentó quitarse la vida pegándose un tiro entre el cuello y la cara.

   Los agentes encontraron la escopeta de caza en el domicilio y consideran, a tenor de los indicios hallados en la vivienda, que el hombre disparó a su pareja y posteriormente intentó quitarse la vida.

   Ambos fueron trasladados al Hospital de Baza para recibir asistencia, aunque la mujer falleció en el camino e ingresó cadáver en el centro sin que los médicos pudieran hacer nada por salvar su vida. A él si lograron estabilizarle y fue remitido al área de Observación del Servicio Maxilofacial del Hospital de Traumatología.

La fallecida no había presentado denuncias previas por violencia de género ante la Guardia Civil ni había acudido a los servicios que en este campo presta el Instituto Andaluz de la Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *