Miércoles, 20 Septiembre, 2017

            

Recetas de Semana Santa: Torrijas

Las torrijas de pan forman parte de las recetas de dulces más típicas y tradicionales que se preparan durante Cuaresma y Semana Santa

Torrija de pan y azúcar
Davinia P.G. | @davinniapg


image_print

Riquísimas. Con leche, con canela, con anís, con miel y hasta con natillas. Las torrijas de pan admiten multitud de variantes en la receta. Son populares y conocidas dentro de la gastronomía de nuestro país. Su consumo suele ser en época de Cuaresma y Semana Santa, ya que las familias la consumían en estas fechas en las que no se debe de comer carne, aunque cualquier momento es bueno para disfrutar de ellas.

Es un postre basado en una rodaja de pan empapada en leche y rebozada en huevo que se fríe y se puede acompañar de lo que más nos guste. La receta básica es la que traemos hoy, aunque en muchas ciudades de España pueden variar algunos ingredientes o su manera de preparación.

Su historia se remonta a más de 2000 años atrás. Del legado romano podemos recuperar recetas muy parecidas a las torrijas de hoy en día, pero sin huevo, que se utilizaban para acompañar platos de carne. Durante el siglo XV se recomendaban para la recuperación de parturientas. Su consumo se hizo internacional y, durante el siglo XX, se servían en las tabernas con ‘chatos’ de vino.

Los ingredientes son sencillos y baratos:

– 1 barra de pan dura del día anterior. Podemos usar una del mismo día pero, al mojarlas, corremos el riesgo de que se partan las rodajas de pan.

– 1’5 litros de leche

Torrijas

– 5 huevos medianos

– 1 palo de canela en rama

– 1 vaina de vainilla

– la cáscara de medio limón o media naranja

– 100 ml de vino Oporto (opcional)

– 300 gramos de azúcar blanca

– 1 cucharada de canela molida

– 1/2 litro de aceite de oliva

Lo primero que debemos hacer es aromatizar la leche con la que empaparemos nuestras rebanadas de pan. Para ello, lavaremos muy bien el limón, o la naranja, y pelaremos la piel evitando lo blanco que suele dar amargor. Lo echamos a la leche que ya hemos puesto a hervir en una olla.

Incorporamos la rama de canela y las semillas de vainilla. Para extraerlas abrimos la vaina y con la punta del cuchillo podemos sacarlas. Añadiendo una cucharada de canela molida se potencia bastante el sabor y, quien lo desee, puede agregar un poquito de vino Oporto. Una vez que llegue a la ebullición, retiraremos la olla del fuego.

Ahora cortaremos la barra de pan en rebanadas. Colamos la leche y empezamos a empapar las rebanadas con ella, después las pasamos por los huevos batidos y las metemos en la sartén con abundante aceite de oliva caliente hasta que se doren.

Una vez las tenemos todas rebozadas, le espolvoreamos azúcar por ambos lados y las servimos. Quien pueda… que se resista a ellas.

Preparación de torrijas en vídeo (pincha aquí si no puedes verlo)

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. En Andalucía hay muchas variantes de torrejas tantas como familia que se heredan de Abuelas a nietas las recetas yo la receta que hago de mi abuela es la siguiente parece importante pero se pone a gusto se mezcla mitad de leche mitad de lino dulce Pedro Ximénez bien papá está mezcla en aceite de oliva virgen puro y una vez frito se pasa dormir con un poco de agua se deja enfriar y se come en familia.