Lunes, 24 Septiembre, 2018

            

Razones para que toda mujer use lencería erótica

Imagen ilustrativa
Maria del Mar Gómez


image_print

En los escaparates de las tiendas, en los libros eróticos, en las películas… por todos lados ves lencería erótica, y también ves sus precios, y ahora viene el pensamiento negativo ¿para qué gastar tanto dinero si nadie lo ve?

Lo ves tú, la lencería erótica te hace sentirte mejor contigo misma, sentirte más sexy, más deseada, en general sube tu autoestima.

● Y para compartir con tu pareja, con tu amigo…

Si aún eres de las que no se atreve a comprarla, voy a darte algunas razones por las que sí debieras tener lencería sexy, provocativa, seductora… Si por el contrario tu caso es que ya tienes una buena colección de lencería erótica estas razones te darán ganas de ir de compras.

“La sensualidad no consiste en un cuerpo de muerte si no más bien en una actitud.”

Lencería Según la Wikipedia:

“La ropa interior puede ser utilizada con una intención erótica o puede representar una clase de fetichismo en el que la persona llega a un estado de excitación producida por el contacto, posesión o utilización de prendas interiores. Este fetichismo se identifica en diversos tipos de prendas interiores como: bragas, suspensorios, sostenes, tangas o medias… Mostrar la ropa interior a la pareja sexual en la actividad previa al coito suele ser una práctica común que permite la excitación entre los participantes. Algunos modelos de ropa interior están específicamente diseñados para permitir la relación sexual o la estimulación oral, ya que pueden contar con una apertura en el área genital, el área mamaria o en el área anal. La ropa interior comestible confeccionada en productos de confitería suele ser utilizada como un estimulante sexual”.

1. Usar lencería te da confianza en ti misma y te sientes más guapa, atrevida, sensual, delicada. Es esa media sonrisa que pones cuando piensas en “eso que tú solo sabes”. La confianza es lo más sexy que una mujer pueda tener, si tú te sientes sexy entonces sexy serás. Siéntete segura, demuestra esa seguridad a la hora de usar lencería erótica y te sentirás sexy.

2. La vista, el órgano más desarrollado de un hombre, enloquécelo. Usar lencería sexy es provocar, es seducir a través de la mirada, usa una actitud pasional (todo te quedará genial), formará el feeling para la intimidad. Puede incrementar tu estado emocional y físico. Será divertido, recuerda que hay lencería que no tienes que quitarla, tienen una abertura estratégicamente colocada para disfrutar sin tener que deshacerte de ellas.

3. El tacto, Las texturas. Son importantes; muchas veces un modelo se vuelve sexy sólo por estar hecho de satín o encaje.

4. La imaginación, ¿quién no ha leído literatura erótica? La lencería es uno de los puntos fuertes en estos libros, la lencería sexy estimula la imaginación, que es un sentido muy importante en nuestras relaciones, así como divertido.

5. La actitud, cuando usamos lencería nos sentimos capaces de volver loca a nuestra pareja, sin necesidad de andar apagando luces ni tapándonos con la sábana, al final se trata de atreverse, de darte permiso a ti misma para incrementar tu sensualidad.

6. Hay una prenda erótica para cada mujer, atrévete. Este tipo de lencería tiene encaje y están hechas de telas transparentes, pero las hay de todo tipo, como por ejemplo de látex –para las más fetiche–. Aprende a resaltar lo que más te gusta de tu cuerpo y disimular aquello que no te gusta nada, lo primordial es que te sientas cómoda con la lencería que lleves puesta.

Para modelos, tipos, colores, lo que se ajusta a cada una, hay miles de sitios donde informarte, pero no te marches sin dejarme un comentario.

¡Hasta Pronto!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.