Miércoles, 28 Junio, 2017

            

Raúl Lozano: “Hemos perdido, que sepamos, cinco grandes congresos por culpa del aislamiento ferroviario”

El Palacio de Congresos construirá este año un acceso al anfiteatro desde la calle, y se plantea cubrir el espacio para que funcione todo el año

Entrevista al director del Palacio de Congresos de Granada | Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_GA | Imagen: Archivo GD


image_print

“Ilusionado, pero exhausto”. Así se encuentra el director del Palacio de Congresos de Granada, un espacio que este año cumple su primer cuarto de siglo y su primer lustro de gestión privada. Raúl Lozano, granadino (y alpujarreño de corazón) de 54 años, volcado toda su vida en ámbito de la gestión, admite que la mayor parte de su energía no le queda más remedio que emplearla en lidiar con la Administraciones para intentar “desatascar” cuestiones vitales para el Palacio, mayormente inversiones. Lozano está esperanzado y desea que la relación “patrono-inquilino” mejore, por el bien y el futuro del Palacio.

La desconexión ferroviaria a la que está sometida la provincia, así como un aeropuerto que no acaba de ‘despegar’, han condenado al Palacio a años complicados. Los congresistas se niegan a venir en autobús desde Antequera, y nos dicen que cuando volvamos a tener conexión, al menos ferroviaria, que los avisemos, porque están deseando venir a Granada”, nos comenta, de forma llana, Raúl, que se ha escapado de una reunión por unos minutos para atendernos.

Sin embargo, 2018 va a ser un buen año para el Palacio de Congresos. De hecho, va a ser el primer año que de un resultado neto positivo, con una previsión de 25 congresos y convenciones, 80.000 congresistas y un 60 por ciento de ocupación.

Uno de los grandes proyectos recientes del Palacio ha sido la puesta en marcha de La Nube en la terraza-anfiteatro de edificio. Pese a que no ha contado con el visto bueno de vecinos de la zona, este año vuelve, y con más ganas. El Palacio se está planteando la posibilidad de cubrir el espacio para que funcione todos los días del año. Y, según nos adelanta Lozano, ya hay una obra licitada para construir una entrada independiente para acceder al este espacio en el ‘techo’ del Palacio desde la calle.

Lozano quiere que el Palacio de Congresos no solo acoja eventos y congresos, sino que sea capaz de crearlos. Y en esa línea quiere focalizar los esfuerzos. Que el Palacio sea un motor más de la cultura granadina.

Raúl Lozano atiende a Granada Digital

Pregunta (P.): El Palacio de Congresos cumple 25 años. ¿Le ha merecido la pena a Granada?

Respuesta (R.): Sí, sin duda. Tenemos un edificio emblemático en la ciudad que ha supuesto el desarrollo de congresos y reuniones a nivel nacional. Junto con el de Madrid y el de Barcelona es uno de los más veteranos de España.

A cambio, estos 25 años exigen ponerse al día y hacer inversiones continuamente. Desde que nosotros tomamos las riendas de la gestión en 2012, creo que estamos haciendo una labor importante de puesta al día, porque quizás le ha faltado al Palacio, los primeros años, esa actualización.
(P.): A día de hoy, ¿necesita el Palacio una remodelación o una inversión en algo, como la modernización del equipamiento, que la sitúe como instalación puntera?

(R.) El Palacio es un magnífico edificio como obra civil, y con una ubicación inmejorable al encontrase en el centro de la ciudad.

Estamos en el momento de conseguir una complicidad y cooperación absoluta con la propiedad, con la Junta y con el Ayuntamiento, para que fluyan las inversiones que necesitamos.

En este sentido, ya hemos recorrido un camino importante, como es en el caso de las tecnologías y comunicaciones, puesto que se han invertido 500.000 euros en comunicaciones internas: tecnologías de datos, WiFi, equipamiento audiovisual y escénico…

Por otro lado, hemos adaptado un espacio muy interesante, que no estaba siendo productivo ni estaba en las condiciones adecuadas: la terraza del anfiteatro, con la puesta en marcha de La Nube.

Tenemos una obra proyectada, y ya con licencia, para construir un acceso exterior desde la calle a la terraza del anfiteatro. Se hará, si todo va bien, a partir de otoño. Hay que determinar primero quién va a financiar esta obra porque la concesión del Palacio no tiene la obligación de realizarlas, pero es necesaria por el cumplimiento de normativa de aforo y, en segundo lugar, para que potencie la productividad de La Nube.

Además, más adelante, aunque no a largo plazo, hemos pensado en la posible cobertura del anfiteatro para que el espacio pueda funcionar los 365 días al año.

“EL RETRASO EN UNA RELACIÓN QUE EMPUJE AL PALACIO NOS ESTÁ PASANDO FACTURA”

(P.):  Entiendo, por esto que nos cuenta, que se va a reforzar más la programación en La Nube, a pesar de que muchos vecinos de la zona se han quejado…

(R.) Se nos ha legado una concesión para ponerla en valor y para dar de ella todo lo que se pueda. En el lugar en el que se encuentra, con el empuje turístico que tiene la ciudad y con el proyecto de convertirse en capital europea cultural en 2031, la promoción de la cultura tiene que ser un reto diario.

Eso significa que hay que apoyar la industria cultural de Granada, y eso requiere que espacios como La Nube estén vivos en la ciudad.

Es cierto que hemos tenido algunos problemas y críticas de algunos vecinos, algo es que legítimo, claro. Este año vamos a hacer un esfuerzo todavía mayor para aislar el espacio y para que las molestias acústicas sean inexistentes.

El espacio tiene que estar vivo, así que vamos a continuar con La Nube. De hecho, está previsto que, a finales de mayo, principios de junio, arranquemos la nueva temporada y conseguir un acuerdo de futuro con las fuerzas institucionales para cubrir la instalación en un futuro próximo.

Raúl Lozano, en una entrevista a Granada Digital

“LA RELACIÓN ‘PATRONO-INQUILINO’ DEL PALACIO DE CONGRESOS DEBE MEJORAR” 

(P.): Al hilo de lo que has comentado sobre que el Palacio necesita más complicidad de las Administraciones, ¿cómo está siendo la relación con el equipo de Gobierno actual y con la Junta de Andalucía?

(R.) En lo personal, las relaciones son muy buenas. En lo orgánico, la relación deja mucho que desear porque no hay una relación fluida. No está suficientemente definido cuál debe ser el modelo de complicidad entre los que gestionamos y los que son propietarios. La relación ‘patrono-inquilino’ debe mejorar sensiblemente.

Sin embargo, ahora mismo estamos en una fase en la que creemos que todo puede cambiar, aunque la esperanza ha sido excepcionada varias veces. Pronto nos sentaremos de nuevo a hablar de inversiones, pero esa reunión tendría que haber tenido lugar en el año uno, no el cinco. El retraso en una relación que empuje al Palacio nos está pasando factura, y no deberíamos permitirlo, pero nosotros no sabemos qué más hacer.

Es verdad que la Junta de Andalucía sí está mostrando un interés especial en cambiar el modelo. La Consejería de Turismo está haciendo una labor enorme de desatacar cuestiones. Pronto tendremos una reunión con la secretaria general de Innovación para intentar que las inversiones salgan adelante.

(P.): Los asuntos que están atascados, ¿son principalmente económicos?

(R.) Sí. El Palacio, en sus inicios, fue pionero por su tecnología, pero que tuvo que cambiar a los pocos años para adaptarse a la era digital. Y ese sigue siendo el reto porque hoy en día todo se basa en eso.

“HEMOS PENSANDO EN LA POSIBLE COBERTURA DEL ANFITEATRO PARA QUE PUEDA FUNCIONAR TODO EL AÑO”

(P.): ¿Qué necesita el Palacio para competir con las grandes ciudades de congresos? Supongo que uno de los grandes problemas que estará teniendo es la falta de infraestructuras en comunicación.

Así es, Sevilla y Málaga nos llevan entre 10 y 20 años de ventajas en las comunicaciones. Es un asunto que está lastrando las posibilidades de crecimiento del Palacio. El aislamiento ferroviario de Granada y, aunque nos consta que se está avanzando, seguimos teniendo un aeropuerto muy local. Ambas cosas están dañándonos.

(P.): Del 1 al 10, ¿cómo cuantificarías el daño?

(R.) En relación a los congresos, un siete u ocho. Respecto al mercado corporativo (convenciones, reuniones de empresas, eventos…), que vienen incentivados por un presupuesto privado, el daño es total, del cien por cien. No vienen porque no están dispuestos a llegar en autobús desde Antequera, así de sencillo. Nos dicen que les avisemos cuando tengamos, al menos, conexión ferroviaria. Imagínate.  Hemos perdido, que sepamos, cinco grandes por culpa del AVE.

Raúl Lozano, a través de nuestra cámara

“NO VIENEN PORQUE NO ESTÁN DISPUESTOS A LLEGAR EN AUTOBÚS DESDE ANTEQUERA”

(P.): ¿Qué supone para Granada en ingresos económico el Palacio de Congresos?

(R.) Es relativo porque depende del año. Pero, por lo general, de cada 100 euros que genera un congreso en Granada, solo cinco se quedan dentro del Palacio. El resto va destinado a hoteles, restaurantes, comercio, servicios… Nuestro objetivo anual es presentar cerca de 100, y ganar mínimo 25.

Echando cuentas, el Palacio de Congresos aporta alrededor de 20-30 millones anuales a la ciudad.

Eso sin contar los espectáculos y eventos culturales que acogemos, una media de 100 espectáculos al año, que también generan movimiento turístico y, por tanto, económico.

Como la actividad del Palacio se mide por periodos de dos o tres años, podemos decir que el 2018 viene mucho más fuerte que 2016. Va a ser el primer año que el Palacio de un resultado neto positivo. Hasta 2012, el Palacio costaba más de millón y medio de euros. Ahora ni siquiera le va a costar a la gestión privada.

“LO NORMAL SERÍA QUE GEGSA Y EL PALACIO TUVIERAN UN ACUERDO DE MUTUO BENEFICIO DE LOS INGRESOS DEL PARKING”

(P.): El parking del Palacio de Congresos lo gestiona Gegsa, ¿por qué?

(R.) Hubo un proceso en el Ayuntamiento de Granada que reclamó la reversión de la propiedad. Ese parking era el único beneficio directo para el Palacio. Sigue ganando dinero a costa de la actividad que aquí tenemos, pero, sin embargo, no repercute aquí. Lo normal sería que Gegsa y el Palacio tuvieran un acuerdo de mutuo beneficio de los ingresos del parking.
(P.): ¿Cuáles son los congresos y las actividades culturales más interesantes en los próximos meses?

(R.) Acabamos de terminar ahora uno muy interesante sobre astronomía. De cara a mayo, tenemos un congreso de Abogacía y otro de cuidados intensivos en el ámbito de la pediatría. En julio, uno de Psicología Social. En septiembre, otro de rehabilitación, y en octubre uno muy interesante de Medicina General.

(P.): ¿Y en 2018?

(R.) Tendemos algunos muy potentes como un congreso de Hematología, otro de Medicina Intensiva y otro Oftalmología. Hay bastantes proyectados.

Raúl Lozano, con Granada Digital

(P.): ¿Cómo se encuentra usted entre tanto congreso y tantas “cuestiones atascadas”?

(R.) Me encuentro ilusionado a la vez que exhausto. Ilusionado porque el Palacio es un proyecto muy interesante, que está aportando a la ciudad y rodeado de un equipo de trabajo humano muy bueno; y exhausto porque utilizo demasiada energía para los temas institucionales y la burocracia, que no me la dejan para el proyecto del Palacio, que es un proyecto que necesita progreso e innovación.

Queremos que el Palacio no solo albergue congresos y conciertos, sino que los cree también. Un ejemplo que tenemos ahora de esa ambición es el Congreso Internacional de Montañas (CIMAS 2018). Estamos entusiasmados, porque tiene un programa muy interesante y porque ha contado con el respaldo absoluto de las instituciones.

El Palacio debe ser impulsor de una Granada diferente. Estamos celebrando el 25 aniversario y, aparte de algunas entrevistas y notas de prensa, los grandes retos están todavía encima de la mesa. La mejor celebración sería resolver las inversiones para el futuro del Palacio de Congresos, darle potencia y seguridad jurídica a las actividades que el Palacio puede hacer que la relación institucional cambie de modelo y podamos sentirnos compañeros de viaje y que la ciudadanía esté cada vez más involucrada y se sienta atraída por lo que el Palacio hace.

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Poquitas reclamaciones han hecho ,,,,,,, a sus ” jefecillos y responsables directos”””……. de provocar el desastre economico,,,, y los graves perjuicios al desarrollo de la provincia ,,todos los que no han reclamado nada,,,,,,,,,,debrian dimitir de sus cargos ,,,,,si tuviesen al menos una minima pizca dignidad o vergüenza…..pero el sueldazo y enchufazo a dedo siempre mandan que pa eso los ponen ..Puerto sin ferrocarril ,,,funicular de la Sierra,,etc