Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Rajoy pide a Sánchez que le deje gobernar y le avisa que pasará a la historia por provocar terceras elecciones

El líder socialista le ha respondido que no se va a abstener porque el candidato del PP "no es de fiar" por la corrupción y por la "amputación de derechos y libertades"

Foto: E.P.
E.P.


image_print

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha pedido a Pedro Sánchez que se abstenga, le deje gobernar y no provoque repetidas elecciones hasta que le “guste” o le “convenga” el resultado, avisándole de que pasará a la historia por provocar que haya terceras elecciones. Sin embargo, el líder socialista le ha respondido que no se va a abstener porque el candidato del PP “no es de fiar” por la corrupción y por la “amputación de derechos y libertades” durante los años de su gobierno al que ha calificado de “absolutista”.

Rajoy explicó a Pedro Sánchez que no ha ido a la investidura a “solicitar su confianza” porque ya ha entendido “todas las partes del ‘no'” del Grupo Socialista, sino que su intención es pedir que “no bloquee” y que no lleve al país a “elección tras elección hasta que haya un resultado que a usted le guste”.

Esta petición del candidato popular se ha repetido en varias ocasiones a lo largo del ‘rifirrafe’ que ha mantenido con Sánchez y en el que le ha recordado también reiteradamente que el PP tiene 52 escaños más que el PSOE.

“No le pido, como le pedí en su día un acuerdo de coalición, le pido que nos deje gobernar, le ofrezco 170 diputados, 8 acuerdos sobre temas capitales y un poco de responsabilidad”, ha exclamado Rajoy en uno de los momentos de su intervención, en la que ha insistido: “la conveniencia de los españoles está por encima de las suyas propias, señor Sánchez”.

El tono entre ambos se ha ido elevando a medida que transcurría el debate. Al inicio de la respuesta de Rajoy al discurso de Sánchez, el jefe del Ejecutivo en funciones ha empleado la ironía asegurando que como había ido a la investidura a pedir la “colaboración” de Pedro Sánchez, esto le obligaba a “tratarle con mucha más deferencia” de como le trata “habitualmente” e incluso a “cuidar” sus expresiones.

Por ello, le pidió que le “correspondiera” y no abusase de su posición porque, alegó Rajoy: “con que me diga que ‘no’ es suficiente y no hace falta que intente argumentarlo”.

¿SÁNCHEZ ES PÉSIMO?

Usó el tono socarrón al asegurar que Pedro Sánchez había emitido un juicio “generoso y cariñoso” con tal de “bloquear” la situación y que él no salga elegido presidente. Y siguió en esa línea para preguntar, si él es la “quintaesencia de todos los males” a pesar de haber logrado 52 escaños más el 26J que el PSOE, “cómo es de malo” Sánchez, “¿es pésimo?”.

Para Rajoy, los argumentos dados por el dirigente socialista para facilitar un gobierno del PP son “malas razones”. Ha alegado que España está en una “situación excepcional” y cuando esto se produce, ha explicado, a los dirigentes políticos se les tiene que ocurrir “algo distinto”.

Rajoy también respondió a la crítica de no haberse presentado tras el 20D a la investidura alegando que no fue por que “era imposible” que saliera. Ahora se presenta, ha dicho, porque ha logrado 52 escaños más que el PSOE, un acuerdo con C’s y CC con el que suman 170 escaños –“una cifra razonable”– y por que las circunstancias son diferentes y hay urgencias económicas y compromisos que cumplir con Bruselas.

También rechazó las críticas por la fecha elegida alegando que cualquier otra le habría parecido igualmente “mal” a la oposición. Además, advirtió a Sánchez de que “no tiene autoridad moral” para criticar esto porque él quiso hablar con el dirigente socialista sobre la fecha y éste no quiso.

Y tirando de ironía, ha afirmado: “tampoco hay que preocuparse mucho por la fecha de las posibles elecciones porque usted ha reiterado hasta la saciedad que de ninguna manera se van a celebrar elecciones en España y como depende de usted, es irrelevante la fecha de esas elecciones que usted ha dicho que no se van a celebrar”.

CUMPLIR CON MEDIDAS CONTRA LA CORRUPCIÓN SIEMPRE QUE SEAN RAZONABLES

El candidato popular también ha abordado las acusaciones contra la corrupción asegurando que siente tanto rechazo por los casos de corrupción en sus filas como el líder socialista por los casos que hay en las suyas. Recordó las medidas que había adoptado su gobierno contra este problema y destacó que está dispuesto a mejorarlas para ser más eficaces, como lo prueba el acuerdo firmado con Ciudadanos que contiene un “amplio paquete de medidas” que está dispuesto a cumplir “siempre y cuando se trate de medidas razonables”.

Y también rechazó las acusaciones de mala gestión que le había propinado Sánchez, recordando la situación que había en España cuando llegó al Gobierno y la que hay ahora, con la creación de más de 1.500 empleos al día, mientras en 2011 se destruían 1.400 empleos diarios.

Mariano Rajoy se ha referido al pacto con Ciudadanos como un “pacto de Gobierno” en lugar de investidura, asegurando que pretende “mejorar las cosas” sin “liquidar lo bueno”. Tras estos argumentos, le ha vuelto a preguntar a Sánchez cuál es la razón para no dejar que gobierne el partido que han elegido los españoles, “a parte de los prejuicios o intereses” que, ha dicho, es incapaz de entender.

SANCHEZ: LOS DIPUTADOS DEL PP DEBÍAN PEDIR A RAJOY QUE SE VAYA

Sin embargo, Pedro Sánchez ha acusado a Rajoy de no entender lo que es una sesión de investidura, y le ha recordado que a ella se va a conseguir la “confianza” de la Cámara. Pero, según ha advertido, Rajoy “no tiene la confianza” del Grupo Socialista y “no sólo por lo que ha propuesto”, sino “por lo que ha hecho” estos últimos cuatro años en el Gobierno.

“El PSOE no se va a abstener”, ha recalcado el líder socialista quien además ha dicho que el problema “no es que no confiemos en usted, el problema es que usted no es de fiar”, entre otras razones, por los casos de corrupción de su partido.

Sánchez, que ha leído los delitos de los que está acusado el PP -“casi todo el Código Penal”- y ha recordado que la canciller alemana Angela Mérkel pidió la dimisión del entonces canciller Helmut Kolh en el liderazgo de la CDU por un caso de financiación irregular del partido. Y le advirtió de que, además de las medidas legislativas contra la corrupción, también hay “una cosa que se llama responsabilidad política”.

Así, advirtió de que lo grave es que a Mariano Rajoy no le pidan la dimisión sus diputados como hizo la señora Mérkel con Helmut Kolh.

El líder socialista también rechazó los argumentos de Rajoy sobre su gestión e insistió en que su posición no es “cuestión de bloqueo, sino de democracia”. “No se viene a cumplir un trámite o a ser aplaudido por la Cámara, sino a solicitar la confianza y la confianza del PSOE usted no la tiene”, ha recalcado.

RAJOY, “UN BLUF”

En este punto, Pedro Sánchez ha vuelto a insistir en que la responsabilidad de no salir elegido será “única suya, no el PSOE” y le recordó que cuando él se presentó a la investidura, el candidato popular le dijo que era un “bluf”. Pero explicó que “bluf” tiene otra acepción en el diccionario diferente de la que le atribuyó Rajoy y es también “una acción intimidatoria hecha por quien no cuenta con los medios para cumplir su amenaza”.

Y en este caso, ha insistido Sánchez, Rajoy no cuenta con la mayoría necesaria para cumplir su amenaza de seguir cuatro años más al frente del Gobierno.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Mejor echarlos a todos ,,tras 50 años de alternancia mamoneos impunidad corrupcion y saqueo del pais ,,lista de politicosos en electricas ,,petroleras ,,bancso ..evasores,,etc

  2. mas bien pasaran por la ruina en que han dejado el pais ,, y los chanchullos de bancos,, petroleras multinacionales y delincuencia economica