Lunes, 24 Julio, 2017

            

Rajoy llama a la unidad para derrotar al terrorismo yihadista

Según Rajoy, el objetivo del terrorismo yihadista es "la destrucción" de las sociedades occidentales y, para luchar contra él, cree que el "consenso es capital"



image_print

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho un llamamiento a la unidad y a que se sumen esfuerzos en Europa para derrotar la amenaza “global” del terrorismo yihadista, al tiempo que ha advertido de que “la sinrazón” del fanatismo no vencerá ni a la historia de Europa ni a las sociedades cuyas democracias “no admiten autocensuras”.

“No vamos a renunciar a una sola de nuestras libertades”, ha manifestado durante las jornadas ‘Libertad y Seguridad’ organizadas por el PP en Madrid que el presidente ha clausurado junto al vicepresidente del Gobierno de Italia y ministro del Interior, Angelino Alfano, y en las que se han debatido los nuevos retos que afronta España en materia de lucha antiterrorista.

Según Rajoy, el objetivo del terrorismo yihadista es “la destrucción” de las sociedades occidentales y, para luchar contra él, cree que el “consenso es capital” y por ello ve necesario “dotarse de unidad contra los violentos” y “contra los criminales y la inhumanidad”.

“La historia de Europa es la historia de la libertad y ningún totalitarismo ha logrado vencerlo”, ha dicho, para después remachar: “Ningún fanatismo va a poner en peligro nuestras libertades, y ningún terrorismo va a conseguir que dejemos de ser ciudadanos libres y sin miedo”.

En concreto, se ha referido a la reforma del Código Penal que plantea el PP “para poder hacer frente” al terrorismo yihadista, y ha dicho esperar que ésta sea tramitada “con el mayor acuerdo posible” y así, con el apoyo de todos los partidos de la oposición.

ESPAÑA ES UN PAÍS SEGURO

En cualquier caso, ha asegurado que España es un país “seguro” y también desde el punto de vista jurídico. En concreto, se ha referido al anteproyecto de ley de seguridad nacional diciendo que es “una respuesta integral” a las nuevas amenazas de terrorismo del siglo XXI.

Rajoy ha subrayado que España es un “país unido” frente al terrorismo y por la libertad precisamente porque ha sido un país golpeado por él. A pesar del “zarpazo del terrorismo”, ha reiterado que los ciudadanos no van a “renunciar a una sola” de sus libertades “por imposición de los criminales”.

En este sentido, ha apostado por la defensa de la Constitución recalcando que la seguridad y la democracia es “la mayor fuerza” y ha hecho hincapié en el compromiso del Ejecutivo en proteger a los ciudadanos. “Siempre habrá amenazas pero siempre las derrotaremos”, ha reiterado.

SEGURIDAD Y LIBERTAD, DOS DERECHOS “INSEPARABLES”

Rajoy, que ha agradecido a los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a las Fuerzas Armadas su compromiso y defensa de las libertades, ha recalcado que la “seguridad es el fundamento para el desarrollo y el progreso de una a sociedad libre y democrática”: “La seguridad y la libertad avanzan y retroceden de la mano”, ha apostillado, insistiendo en que son dos “derechos siameses” e “inseparables”.

En esta línea, sostiene que a pesar del “afán de sembrar de barbarie” las calles y de privar de libertades a los ciudadanos, los terroristas “nunca lo conseguirá” porque las democracias “no admiten autocensura” y porque han decidido vivir “sin miedo”.

En referencia a los ataques yihadistas que recientemente se han cometido en París, ha destacado todos los países europeos lo han sentido como propio –especialmente España por su “sensibilidad” al terrorismo– y que todos deben estar dispuestos a defender los valores democráticos y a “hacer fracasar” a los que amenazan. “Han podido asesinar cobardemente pero nunca acabarán con nuestras ideas, principios y valores”, ha señalado.

EQUILIBRIO ENTRE ACOGIDA Y SEGURIDAD

Por otra parte, el ministro italiano, durante su intervención, ha hecho hincapié en la necesidad de que Europa haga frente al “desafío de mantener juntos la libertad y la seguridad” así como de “defender” y controlar las fronteras para ello. A su juicio, Europa debe encontrar el “equilibrio” entre la acogida de inmigrantes y la seguridad:

“Si nos equivocamos en la elección política o desplazamos nuestra decisión hacia la acogida sembraremos el virus de una sociedad intolerante en Europa y, por el contrario, si nos orientamos sólo hacia la seguridad traicionaremos el principio de solidaridad” de las sociedades occidentales y democráticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *