Lunes, 29 Mayo, 2017

Rafael Guillén, “agradecido” por recibir un galardón tan “íntimo” como el Premio Lorca de Poesía

"Me interesa el tiempo, el espacio, el silencio, no soy un poeta de poesía cotidiana", sostiene el escritor, que sitúa su escritura en la "búsqueda de la verdad" y en tratar de expresarla con belleza.

El autor en una de las cubiertas de sus libros


image_print

El poeta español Rafael Guillén (Granada, 1933) se ha mostrado este viernes “agradecido” tras conocer que ha sido galardonado con el XI Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca, un reconocimiento que, al estar vinculado a Granada y al poeta de Fuente Vaqueros, le resulta más “íntimo” y satisfactorio.

En declaraciones a Europa Press, Guillén ha reconocido estar “muy contento” por recibir este galardón en reconocimiento a una “vida entregada a la literatura” y que ya ostentan otros grandes escritores como Ángel González, Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald o Pablo García Baena, todos “amigos” con los que ha compartido antologías.

El hecho de que este premio lleve el nombre de García Lorca lo convierte en un galardón “más íntimo porque no me gusta la palabra entrañable” ha detallado Guillén, que se ha mostrado de acuerdo con la valoración del jurado respecto a su incesante exploración de los temas universales.

Rafael Guillén presentará el próximo martes en Granada su última obra, una antología de sus poemas de 1957 a 2014 bajo el nombre ‘Esta pequeña eternidad’ (Valparaíso ediciones), que gira en torno a una afirmación esencial: el tiempo no existe sino la historia, nuestros actos.

Rafael Guillén formó parte del grupo ‘Versos al Aire Libre’, que hizo resurgir la poesía granadina después de veinte años de silencio tras el asesinato de Federico García Lorca. En 1957 fundó, con José G. Ladrón de Guevara, la colección de libros ‘Veleta al Sur’. Entre sus muchos premios destaca el Ciudad de Barcelona en 1969 y el Premio Nacional de Literatura en 1994. Está considerado un miembro destacado de la Generación del 50. Sus frecuentes viajes por todo el mundo se reflejan en parte de su obra poética. Su último libro es una antología de sus poemas de 1957 a 2014 ‘Esta pequeña eternidad’ (Valparaíso ediciones).

El jurado del Premio Lorca, al que en esta edición optaban un total de 42 candidatos, ha definido a Guillén como un poeta “emblemático y universal cuya poesía es el resultado de restar espacio a la incertidumbre y al desconcierto”, tratando de responder a “las grandes preguntas sobre la existencia, el destino del hombre, el amor, el engaño de los sentidos, y la naturaleza misma”.

En la pasada edición fue elegido ganador el poeta y académico mexicano Eduardo Lizalde, en la anterior el español Pablo García Baena. Antes, la galardonada fue la poeta cubana Fina García Marruz (La Habana, 1923) y en las dos edición anteriores la escritora española María Victoria Atencia (Málaga, 1931), y el también español José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926).

En 2008, el premiado fue el hispano-mexicano Tomás Segovia. En 2007, el valenciano Francisco Brines se alzó con la Luna lorquiana, en 2006 fue escogida la peruana Blanca Varela; en 2005 el mexicano José Emilio Pacheco; y en 2004 recibió el galardón el poeta ovetense Ángel González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *