Lunes, 27 Marzo, 2017

R2D2 echa a volar en la vida real gracias a un dron

Esta versión voladora de R2D2 se construyó para presentarla en la feria de comics Comic-Con de la ciudad de San Diego

R2D2 vuela


image_print

Si algo le faltaba a las cientos de réplicas del robot R2D2 que vemos en las convenciones y eventos geek para ser totalmente realistas, era poder volar. Gracias al constructor de drones voladores Otto Dieffenbach, que ya nos sorprendió en su día con la casa de Snoopy y la TARDIS de Doctor Who, el droide astromecánico es capaz de alzar el vuelo sin los cohetes propulsores que lucía en las precuelas de Star Wars gracias a un dron escondido hábilmente en su interior.

Otto diseñó y construyó esta versión voladora de R2D2 para presentarla en la feria de comics Comic-Con de la ciudad de San Diego, que se puso en marcha ayer por la noche. Por desgracia, no se trata de un robot funcional que integre el clásico brazo extensible con una punta de rotación y el proyector de hologramas, sino de una maqueta liviana superpuesta sobre un vehículo no tripulado conducido por control remoto. Aun así, podemos decir que “da el pego”.

Lo único que la distingue a simple vista de otras réplicas de tamaño completo (casi un metro de altura) es una pequeña apertura en la cabeza abovedada, que permite que el aire fluya a través de su estructura, proveniente de las hélices del dron que oculta en su interior.

[ot-video][/ot-video]

Lo cierto es que, una vez en el aire, la réplica de R2 impresiona tanto que es imposible reparar en que no se trata realmente de un droide construido por los ingenieros reales de Naboo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *