Sábado, 27 Mayo, 2017

Quiroga: Urkullu mantiene la línea de Ibarretxe en materia de paz

"Aunque sonría más"

E.P.


image_print

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, cree que el PNV “cambia de lehendakari”, pero “no de forma de actuar” en materia de paz y convivencia. A su juicio, Iñigo Urkullu “sonríe más” que Juan José Ibarretxe y tiene “una postura más moderada”, pero “sigue exactamente igual” en cuestiones de pacificación.

En una entrevista concedida a Europa Press, Quiroga ha destacado que, con el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, se verá “hasta qué punto” ese “viejo PNV” se mantiene en “sus viejas posiciones de equidistancia”.

Visiblemente molesta por la actitud y las declaraciones que ha mantenido la formación jeltzale cuando se ha producido la operación contra Herrira y los insultos de “fascista” u otros “ataques” de la izquierda abertzale a su partido, ha recordado al Ejecutivo de Urkullu que “un Gobierno democrático tiene que decir que la justicia actúe y no ponerse del lado de los de siempre”.

En este contexto, ha afirmado que “dejan mucho que desear” declaraciones como las del portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, en las que calificó de “mala noticia y un paso atrás” el operativo policial. “Recuerda a tiempos ya superados del pasado”, aseveró Erkoreka.

A juicio de la líder del PP vasco, son estas palabras del representante del Gabinete de Iñigo Urkullu las que “recuerdan a épocas pasadas del Gobierno de Ibarretxe”.

Arantza Quiroga cree que esta tendencia del PNV “a sacar la cara” al mundo de Batasuna responde a “una idea errónea” que los jeltzales tienen sobre dónde está la centralidad en Euskadi. En esta línea, ha lamentado “la falta de respuesta” de la formación jeltzale a “ataques que no puede haber en democracia” como el precinto de la sede del PP en San Sebastián con carteles en favor de los presos o los insultos a Borja Sémper en sede parlamentaria.

Respecto a este último episodio, Quiroga ha abogado porque el Parlamento “tome medidas por sí mismo”, y ha lamentado que su presidenta, Bakartxo Tejeria, no haya estado “rápida para cortarlo y salvaguardar el honor” de los parlamentarios porque “lo más cómodo” es “dejarlo pasar”.

Tras considerar que está produciendo “una especie de vuelta al pasado” en la izquierda abertzale, ha afirmado que son “excusas” que EH Bildu alegue que el legislativo no actúa cuando a sus parlamentarios les llaman “proetarras”.

“La diferencia es evidente porque ellos están, una y otra vez, manifestando su apoyo a los presos de ETA y no se desmarcan de lo que ha sido la trayectoria terrorista de ETA, y en el caso del PP, tenemos muy claro que nosotros somos lo antagónico a lo que puede representar el fascismo”, ha aseverado.

La presidenta de los populares vascos tampoco ha ocultado su indignación porque representantes del PNV, como su presidente, Andoni Ortuzar, arremetan contra la ‘doctrina Parot’ y afirmen que su derogación quitaría “mucha presión en las cárceles”.

“El señor Ortuzar se sentiría mucho mejor al quitar presión en las cárceles, aunque fuera a costa, no sólo de las víctimas, sino también de la sociedad vasca y de la española”, ha añadido.

En este sentido, ha subrayado que se está “en lo de siempre” porque “cada uno mira por lo suyo y cómo queda en la foto”. “Es lo de siempre en el PNV, cambia el lehendakari, pero no su forma de actuar en estos aspectos”, ha subrayado.

“EL PNV DE IBARRETXE”

Arantza Quiroga cree que “es el mismo PNV que el de Ibarretxe”, como, a su juicio, se está demostrando a medida que transcurren los días, “por sus actos y sus planteamientos”.

En esta línea, ha dicho que el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco “sigue en las mismas posiciones”. “El señor Urkullu sonreirá más, tendrá una postura más moderada y ahora no hablará del derecho a decidir porque está más concentrado en la crisis económica, pero en estos temas sigue exactamente igual”, ha aseverado.

La representante del PP ha precisado que, aunque ETA ha dejado de matar, hay que establecer “claramente de una manera conjunta, lo que supone una democracia en el día a día”, porque la izquierda abertzale “se ha acostumbrado durante muchos años a imponer las cosas porque tenía al ‘primo de Zumosol’, que era ETA, detrás”.

“Es un proceso lento, al que ayudaría mucho que, desde las instituciones, se hablara claro en este sentido y no se permitieran insultos, vejaciones ni situaciones que no son propias de la democracia”, ha destacado.

Tras precisar que hay “algunos aspectos que, reformulados, se pueden rescatar” del Plan de Paz, ha indicado que ahí se verá “hasta qué punto nos encontramos con ese viejo PNV, con sus viejas posiciones de equidistancia” y si es capaz de hacer “un planteamiento diferente más acorde con la mayoría de la sociedad vasca”.

PRESOS

Arantza Quiroga ha considerado que, si se llegara a derogar la ‘doctrina Parot’, no sería sólo “un varapalo para las víctimas”, sino que “todas las personas de bien entienden que sería algo malo para la sociedad vasca y española”.

En este sentido, ha precisado que “la Justicia española y el  sistema democrático ha ido mejorando con el tiempo, se han ido  aprendiendo muchas cosas y se han hecho muchas modificaciones” en lo referente a la lucha contra el terrorismo.

De esta forma, ha indicado que “aquí todo el mundo tiene muy interiorizado que no es lo mismo matar a una persona que a 10 ó 20, y el sistema judicial lo tiene que contemplar así”.

En su opinión, la izquierda abertzale no debería tomarse una eventual sentencia en contra de la doctrina Parot como “una victoria”, aunque haya querido hacer de esta cuestión “una bandera”. En esta línea, ha subrayado que “esto podría solucionar la situación penal de determinadas personas que saldrían a la calle, pero el resto sigue ahí, y la legislación vigente es la que es”.

Para la presidenta del PP vasco, la anulación de esta doctrina sólo crearía una situación de “incomprensión” entre la ciudadanía y ha destacado que sería “doloroso” ver que un centenar de presos pudiera quedar en libertad por esta resolución, igual que lo es “ver a Valentín Lasarte paseándose tranquilamente” por las calles “o ver a Bolinaga” excarcelado.

“Son los retos que tiene una sociedad democrática. Si nos hemos creído que nuestro sistema es un sistema penitenciario que va dirigido a la reinserción, a dar una segunda oportunidad, vamos a buscar las fórmulas para que esas personas que buscan una segunda oportunidad en su vida sea porque están convencidas de que han hecho mal”, ha indicado.

En esta línea, ha precisado que “es importante” que estos presos  den muestras de su convicción “de que han hecho mal y de que no se puede utilizar el terrorismo, ni ampararlo ni hacer las cosas que han hecho”.

En su opinión, la Vía Nanclares, si se dan las explicaciones oportunas, “puede parecer bien”, pero ha considerado que ese tema está “muy manoseado y retrotrae a la época de la negociación de Zapatero, en la que parecía que lo que se estaba buscando era una salida y contrapartidas para ETA”.

No obstante, ha subrayado que hay que “ser conscientes de cuál es nuestro sistema penitenciario, las posibilidades de la Ley, y plantear que, si hay determinados presos de ETA que cumplen unos requisitos, puedan tener esos beneficios penitenciarios”.

Por ello, cree “importante que, desde el Gobierno de España”, se dé “una especie de explicación” de que “no se está haciendo nada que no esté recogido en la Ley y que no se está dando ningún privilegio ni poniendo una pista de aterrizaje para nada, sino que está todo dentro del marco de la Ley”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *