Lunes, 22 de Octubre de 2018

            

¿Qué responsabilidad civil tienen los dueños de mascotas?

El seguro para mascota proporciona tranquilidad ante posibles problemas con terceros y, aunque la contratación de un seguro para todos los animales no es obligatoria, sí es recomendable tenerlo

Imagen ilustrativa | Archivo GD
Cecilia García Gutiérrez


image_print

Tener mascotas y ser responsables es algo que debe ir unido y hay que asumir una serie de obligaciones para poder cuidarlas perfectamente. Pero no es esta la responsabilidad a la que nos referiremos a continuación, pues además de ser responsables en el cuidado de los animales, sus propietarios son responsables civilmente de los daños que  éstos ocasionen a terceros.

La responsabilidad se atribuye al poseedor cuando el animal cause perjuicios cualesquiera que sean las circunstancias, incluso en supuestos en los que se escape o extravíe, con la únicas excepciones de la culpa del perjudicado o la fuerza mayor (art. 1905 del Código Civil).

Además de la figura jurídica del propietario, no debemos olvidar la del poseedor, esto es, a quien el propietario voluntariamente le ha confiado el animal, siempre que este poseedor sea de buena fe, responderá (responsabilidad extracontractual) de los daños directos por los descuidos del animal, al igual que el propietario, por  guarda y/o cuidado respecto de terceros.

En definitiva la responsabilidad civil del propietario/poseedor de un animal en los daños causados por estos, es de carácter objetivo y basada en el riesgo que conlleva su tenencia o utilización  en propio provecho de los animales.  No obstante es un tema complejo jurídicamente, por lo que al respecto y a pesar de que la responsabilidad le viene impuesta al propietario/poseedor por el mero hecho de serlo, en ciertas situaciones se tienen en cuenta una serie de criterios que permiten excluir o aminorar su responsabilidad.

Los seguros para mascotas nos proporcionan tranquilidad ante posibles problemas con terceros, y aunque la contratación de un seguro para todos los animales no es obligatoria, y solo lo es en el caso de los perros considerador potencialmente peligrosos (el Real Decreto 287/2002 por el que se desarrolla la Ley50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos), sin embargo si es recomendable.

Las compañías de seguros suelen tener productos específicos para animales. Además, suelen añadir coberturas opcionales como un seguro de accidentes para el perro o incluso  un seguro veterinario para la mascota.

Aunque los seguros de mascotas son un producto específico también es posible asegurarlas dentro del seguro Multirriesgo Hogar de la vivienda o del de la Responsabilidad Civil familiar, sin embargo no todas las aseguradoras ofrecen esta posibilidad, y las que lo hacen suelen procurar unas coberturas muy básicas. En algunos casos incluir a las mascotas en el seguro de Hogar es gratuito, aunque en otras aseguradoras se exige un pago añadido.

Entre los seguros para mascotas además de los que dan cobertura a los daños que los animales puedan ocasionar a terceros (Responsabilidad Civil), existen otros que dan protección también a todo lo que le pueda suceder a él mismo:

  • Seguro de Responsabilidad Civil: para hacer frente a los daños ocasionados a terceros.
  • Seguro de Responsabilidad Civil y Accidentes: para cubrir la Responsabilidad Civil y los gastos derivados de la asistencia que necesite la mascota tras un accidente.
  • Seguro de Responsabilidad Civil, Accidentes y Veterinario: para tener cubiertos los gastos de Responsabilidad Civil, pero también los derivados de Accidentes y en el caso de que sufra una enfermedad.
  • Servicios de Asistencia a mascotas: para recibir información y gestión de servicios para tu mascota

Concretamente, el seguro de Responsabilidad Civil es el que da cobertura a la  responsabilidad que adquieres como propietario frente a los daños que pueda ocasionar tu mascota a terceros. Como decíamos esta cobertura es obligatoria para los perros peligrosos, pero en algunas Comunidades Autónomas, como Madrid o País Vasco, debes contratarla independientemente de la raza de tu canino.

Al tener esta cobertura contratada estarás protegido frente a circunstancias imprevistas como mordeduras o roturas de objetos valiosos. En caso de siniestro, muchas aseguradoras además de hacerse cargo de la indemnización te ofrecerán asistencia jurídica así como asesoramiento para trámites con la administración pública u organismos privados dentro de la cobertura de Responsabilidad Civil, aunque hay otras que ofrecen estas coberturas por separado.

Tener un perro es una gran responsabilidad para con la mascota y sobre todo con la sociedad. No podemos evitar nuestras obligaciones, y una manera de estar protegidos ante los inconvenientes que podamos encontrar, es contratar un seguro de responsabilidad civil para perros. No solo es recomendable seguir estas indicaciones sino que es importante acudir a un profesional para la contratación de las pólizas, como para los problemas que puedan surgir con las compañías en caso de siniestro.

No solo es recomendable seguir estas indicaciones sino que es importante acudir a un profesional para la contratación de las pólizas, como para los problemas que puedan surgir con la responsabilidad civil derivada de los daños que puedan causar nuestras mascotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.