Lunes, 29 Mayo, 2017

¿Qué pasaría si te encontrases con el amor de tu vida después de varios años?

Cinco mujeres y un experimento social con resultados más que interesantes



image_print

“Dicen que el amor verdadero solo ocurre una vez en la vida y lo sabes porque te pasas el resto de tu vida intentando te alguien te haga sentir igual”. Así introducía Pablo Motos en ‘El Hormiguero’ esta última semana, el experimento social que el equipo de producción del programa en colaboración con ‘Dulcineastudios’ llevaron a cabo para averiguar lo que ocurre al reencontrarte con el amor de tu vida.

Cinco mujeres, que respondieron la llamada de Dulcineastudios en Facebook para participar en un nuevo experimento social, se prestaron voluntarias para vivir en sus carnes lo que sucede cuando volvían a reencontrarse con el que ellas consideraban el amor de sus vidas.

Un casting que, según palabras de la productora no fue tarea fácil: “Nos ha costado muchísimo encontrar y juntar a estas parejas. Ya que de muchos que escribieron finamente muy pocos se atrevieron a venir a ver qué les esperaba”. Y es que, según la idea del experimento, uno de las dos partes implicadas no sabía a quién se podría encontrar cara a cara. Un hecho que frenó a muchos, sobre todo al conocer que el encuentro se publicaría en televisión.

Finalmente, cinco fueron las mujeres que se pusieron en contacto con las productoras para encontrar a los amores de sus vidas. Y cinco fueron los hombres que accedieron a acudir a un encuentro a ciegas con alguien de su pasado. Éste fue el resultado:

“Si dos personas están destinadas a estar juntas, aunque tropiecen mil veces, igual se encontrarán al final del camino” concluye con una frase el experimento que ya ha conseguido rozar las 11.000 reproducciones en YouTube y que promete convertirse en auténtico viral, como ya lo hicieron otras producciones de Dulcineastudio y como ya lo hicieron otros vídeos con similar idea.

Otros experimentos
Hace unos años, un experimento real que formaba parte del proyecto ‘The Artist is Present’ en el Moma de Nueva York, tuvo como protagonistas a la conocida artista serbia Marina Abramovic y al que había sido el amor de su vida, el alemán Ulay.

La performance consistía en que la misma Marina, sentada en una silla con una mesa y otra silla enfrente, recibían a todo aquel que quisiera sentarse frente a ella sin mediar palabra. Tan sólo observándose a los ojos durante un minuto. Desconocidos y rostros famosos, como Lou Reed, Isabella Rosselini o James Franco, entre otros, fueron pasando por dicho asiento, tras esperar largas colas.

Sin embargo, la visita de un hombre fue la única que consiguió emocionar a la artista. Se trataba de Ulay, un antiguo amor al que no veía desde hace 20 años. Ulay y Marina se conocieron en Amsterdam en 1976 y fue un amor a primera vista.

Con esta representación demostraron cómo el amor, cuando es real, no puede ocultarse, ni destruirse por el paso del tiempo.

Y tú, ¿crees en este tipo de experimentos sociales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *