Domingo, 26 Marzo, 2017

¿Qué le queda al metro de Granada para estar finalizado?

Los vagones del metropolitano de Granada abrieron sus puertas por primera vez y de manera breve a la ciudadanía | Fueron tres horas en las que los futuros viajeros pudieron comprobar los pormenores de una infraestructura que lleva 8 años de obras y que, si todo sigue según lo previsto, verá la luz en 2016

Indicador de paradas del vagón del metro | Foto: C.G


image_print

Ayer fue uno de esos días históricos que suelen pasar desapercibidos. Porque el metro de Granada ha sido la infraestructura más polémica de la historia de la ciudad -y ha habido unas cuantas- y ayer, por primera vez, cualquier granadino pudo pisar los vagones de un sistema de transporte que cruzará la ciudad a mediados de 2016, una vez terminado. Atrás quedarán años de rifirrafes entre administración local y autonómica y una inversión que ya dobla los 250 millones inicialmente presupuestados. Pero, ¿qué le queda al metro de Granada para estar completamente acabado?

La principal obra que todavía se ejecuta en la línea de metro tiene que ver con la estación de trenes de ADIF, un punto clave que ha estado más de un año parado, pendiente de unos permisos que no llegaban; como suele ser habitual el motivo ha sido el tira y afloja entre administraciones de distinto signo, a saber: Junta de Andalucía y Ministerio de Fomento.

Obras-Metro-Tren-Estación

Estado de las obras el pasado julio

Fue finalmente en noviembre del año pasado cuando la consejería de Fomento recibió la autorización de ADIF para trabajar en la estación de trenes. Por aquel entonces, el delegado de Fomento de la Junta era Manuel Morales, quien cifró en 1,5 millones la obra que se está ejecutando en Avenida de Andaluces. Este pequeño tramo del metropolitano se estira 292 metros hasta conectar con el trazado ya terminado del metro a su paso por el campus de Fuente Nueva. Las obras, ya avanzadas, han dejado atrás la demolición de 15 oficinas anexas a la estación además de siete edificios,  localizados por donde discurrirá la traza del metro de Granada.

Así, según comunicó la Junta de Andalucía hace unas semanas, junto a la ejecución del trazado del metro y la reurbanización, las obras del tramo de la estación de trenes incluyen también la ejecución de la parada intermodal del metropolitano, ubicada junto a la salida del futuro vestíbulo de la reformada estación de tren, para facilitar así el intercambio modal entre los pasajeros del ferrocarril y los del metro ligero. Este contrato tiene un presupuesto de 5,41 millones de euros, y su finalización está prevista antes de fin de año.

FORMACIÓN, PRUEBAS Y PARADAS

Al mismo tiempo que avanzan las obras en la estación de trenes se está realizando la formación de los maquinistas y gaurdarraíles, así como de las fuerzas y cuerpos de seguridad de los municipios en los que discurre el Metro, quienes ya ensayan en los vehículos reales las eventuales intervenciones que tuvieran que hacer en situaciones de emergencia.

Por otro lado, todavía queda por instalar la maquinaria necesaria en cada parada, así como el sistema eléctrico, unas actuaciones reservadas para el último tramo de las obras y ya de cara a la apertura de la infraestructura, en el verano de 2016.

Tal vez, lo más llamativo para el granadino en este sentido sean las pruebas dinámicas de la flota de trenes, que por el momento han transcurrido en la zona norte del recorrido, desde Albolote y Maracena hasta Caleta. Esta nueva fase de pruebas se extenderá hasta finales de este mes y entre los detalles técnicos hechos públicos por los responsables del metro, se encuentra la velocidad de 15 kilómetros/hora que ya han alcanzado los vagones dentro de la capital y en una zona sin catenaria.

Por otro lado, ya se han terminado las obras en los talleres y cocheras del metropolitano y la ciudad ha recibido 9 de las quince unidades totales de las que dispondrá la flota. Precisamente la semana pasada era la delegada de Fomento, Fernández-Bermejo, quien explicaba que el desarrollo de estos ensayos supone afrontar ya fase final de esta actuación, “pues una vez se concluya la obra civil en diciembre, durante el primer semestre de 2016 nos centraremos casi exclusivamente en las diferentes pruebas de circulación de trenes así como de las instalaciones y sistemas, además de la dotación del personal de operaciones necesario para la puesta en marcha comercial”.

En un primer momento, tanto el antiguo delegado de Fomento, Manuel Morales, como la propia delegada de la Junta de andalucía, Sandra García, habían apostado por abrir en dos fases el metro, una finales de este año y que comprendería el trayecto desde Albolote a Caleta, y la definitiva, ya a mediados de 2016, en la que el metro atravesaría Granada de norte a sur de manera ininterrumpida. Finalmente la Junta de Andalucía ha decido poner en marcha la infraestructura “de una vez”.

Será en los primeros compases del verano del próximo año cuando los granadinos puedan comenzar a utilizar un transporte que comenzó a construirse en 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *