Martes, 14 Agosto, 2018

            

¿Qué es un curriculum funcional?

Se recomienda hacer distintos currículum dependiendo del trabajo al que vamos a optar



image_print

Encontrar trabajo se ha convertido cada vez más en una faena muy difícil. Tras una larga etapa académica, toca enfrentarse a la prueba más complicada: encontrar un puesto de trabajo remunerado, que se adapte a lo que buscamos y donde nos sintamos valorados o valoradas. Las razones por la que es más difícil pertenecer a la población activa del país son varias: las empresas conocen cuáles son los vacíos legales que mejor les convienen para hacer y deshacer a su antojo sin pensar en el trabajador y además, cada vez más existe una población más preparada, con titulación, experiencia e idiomas. Por ello, hay que diferenciarse de la competencia con nuestra carta de presentación ante cualquier trabajo: un currículum funcional en condiciones. Si quieres saber cómo hacerlo y de qué manera distinguirte, presta atención.

Destaca tus habilidades por encima de la formación

A la hora de hacer un currículum, tendemos a pensar que lo mejor es poner nuestra etapa escolar, universitaria y toda la experiencia acumulada durante nuestra vida. Craso error. En un currículum, tu colegio y tu título universitario no es lo que más interesa, sino que hay que apostar siempre por tus habilidades e incluso tus intereses. Estas aptitudes, pueden ser decisivas a la hora de optar por el puesto de trabajo.

En esto consiste el currículum funcional, en dividirlo por temas para que puedas resaltar estos apartados en detrimento de otros. Lo mejor es destacar cuáles son tus habilidades, puesto que quizás tienes mucho potencial y/o talento y no has tenido la oportunidad laboral de desarrollarlo. Por ello, conocer distintas herramientas y tener habilidades, captará la atención de la persona que desee contratarte. En este caso, lo mejor es destacar tus idiomas, uso de programas, capacidades, si dominas la ortografía, si tienes carisma o si tienes buena redacción. Cualquier rasgo de tu personalidad de este tipo, será bienvenido.

A continuación, destaca tu experiencia laboral, pero céntrate en aquella que guarde relación con el puesto de trabajo al que deseas aspirar. Si es necesario hacer distintos currículum dependiendo del trabajo, hazlo. Empieza por redactar tu función brevemente, la empresa y posteriormente indica el período. A continuación y no menos importante, son destacar tus intereses y aficiones. Así, si te gustan los gatos, el sushi, la música rock, el futbol o los videojuegos, ponlo. Esto, puede ser el comienzo de una conversación mucho más distendida con la persona que te entreviste. Además, recuerda que si te pregunta portas aficiones e intereses, es señal de que le importas y que la entrevista va por buen camino.

Un aspecto a destacar muy importante, es el de cuidar todos los detalles. Por ese motivo, opta por un diseño en condiciones, que llame la atención, pero que tampoco se pase. No muy sobrio ni muy poco serio. Si es necesario que indiques tus aficiones o habilidades con iconos e infografías, no lo dudes, puesto que lo hará más visual. Por último y no menos importante, no te olvides de incluir de forma muy visible tu nombre, teléfono y correo electrónico para que puedan contactar contigo. Con estos sencillos tips, observarás cómo acceder a un puesto de trabajo es mucho más sencillo, aunque el factor suerte y el talento de cada persona también juegan un papel decisivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.