Sábado, 22 Julio, 2017

            

¿Qué es el síndrome de sobreentrenamiento?

Realizar más ejercicio del asimilable por el organismo es una preocupación de quienes persiguen estar en forma, ya se trate de atletas aficionados o de élite como de personas que entrenan para perder peso o mantener su físico. El síndrome de sobreentrenamiento

E.P.


image_print

Realizar más ejercicio del asimilable por el organismo es una preocupación de quienes persiguen estar en forma, ya se trate de atletas aficionados o de élite como de personas que entrenan para perder peso o mantener su físico. El síndrome de sobreentrenamiento incluye lesiones por ejercicio excesivo pero también se acompaña de fatiga general y otros síntomas.

Según señalan en www.moveforwardpt.com, el sitio web de la Asociación American de Fisioterapia (APTA, según sus siglas en inglés) las lesiones derivadas de un sobreesfuerzo afectan sobre todo a músculos y esqueleto y se dan en quienes aumentan la intensidad de sus ejercicios o cambian el tipo de actividad física que venían realizando.

Entre las señales y síntomas más frecuentes tras un entrenamiento en el que se ha exigido al organismo demasiado, los fisioterapeutas americanos señalan:

* Fisiológicos: tasa cardiaca en descanso aumentada, mayor presión sanguínea.

* Físicos: menor apetito, malestar estomacal, sed insaciable, alteraciones del sueño, mayor frecuencia de enfermedades o infecciones, sensación general de mayor dificultad y fatiga a lo largo del día, dolores musculares anormales, dolor diferente al típico dolor muscular.

* Conducta: cambios de personalidad, menor motivación, alteración de la concentración, autoestima disminuida, menor capacidad para afrontar el estrés.

* Rendimiento: mayor tasa cardiaca durante la actividad, menor fuerza o resistencia, movimiento y coordinación defectuosos, errores técnicos múltiples.

Cuidado con las lesiones por ejercicio excesivo

No importa la actividad que se realice (correr, nadar, levantar pesos), cuando se trabaja para mejorar el estado físico es necesario ejercer presión sobre uno mismo para conseguir ver resultados. Pero exigirse demasiado puede dar lugar a lesiones que suponen un perjuicio para los objetivos fijados, apuntan los especialistas. Desde la web de la APTA se presentan algunos consejos para evitar las lesiones por entrenamiento excesivo:

* No aumente el nivel de dificultad del ejercicio demasiado rápido: el ejercicio necesita progresar de forma mantenida a un ritmo gradual. Seguir un plan estructurado que aumente la actividad de forma paulatina y segura le ayudará a mantenerse sano y libre de dolores. Por ejemplo:

– Al correr, aumentar la dificultad podría incluir aumentar la velocidad, correr en pendientes, incrementar la duración o utilizar por intervalos distinta intensidad.
– En el ejercicio de resistencia, elevar la dificultad incluiría aumentar el peso, las repeticiones, las marcas y disminuir la cantidad de tiempo para realizar la misma cantidad de ejercicio.

* Preste atención a su cuerpo: el cuerpo es inteligente. Si siente que está desarrollando signos de ejercicio excesivo, realice una parada, disminuya la actividad o descanse.

* Tómeselo con calma: en particular si es nuevo en lo referente a ponerse en forma o está alterando sus actividades de ejercicio, vaya despacio. No espere recuperarse de varios meses de inactividad con unas pocas semanas de ejercicio. Si desea ser constante a largo plazo, no espere éxito de la noche a la mañana. Las personas que intentan conseguir demasiado en el menor tiempo posible suelen terminar lesionadas o frustradas y abandonan sus objetivos de ejercicios por completo.

Evitar el síndrome de sobreentrenamiento

Se produce cuando un individuo o atleta activos aumentan demasiado rápido la actividad y el organismo no puede adaptarse o es incapaz de recuperarse de un alto nivel de actividad sostenida. El cuerpo entonces hace saber que se ha realizado mucho ejercicio demasiado rápido a través de una variedad de respuestas físicas.

Existen varios signos y síntomas que podrían indicar el síndrome de sobreentrenamiento pero son también síntomas de otros problemas. Lo que señalan desde la APTA es que cada individuo activo es único. El dolor podría deberse a un ejercicio excesivo pero también a otros problemas de salud. Por ejemplo, cambios en la tasa cardiaca, fatiga general y otros síntomas sistémicos podrían tener su origen en un trastorno más grave.

Algunos consejos para evitar el síndrome de sobreentrenamiento son:

* Tómese un descanso: si tiene programado un día de descanso en su planificación, no dude en utilizarlo porque lo necesita. Sus huesos, articulaciones y músculos requieren días de descanso para mantenerse sanos.

* Descanse lo suficiente: estudios recientes apoyan el importante papel del sueño en la salud de las personas y atletas activos. Cuando descansa, el organismo se desarrolla y repara y el sistema inmune se recupera.

* Coma bien: una nutrición adecuada es esencial para la salud del organismo. No restrinja en gran medida las calorías cuando esté realizando ejercicio. Asegúrese de que come los nutrientes adecuados, incluyendo muchas carnes magras, frutas y vegetales.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Acostumbro cada tarde buscar articulos para pasar un buen rato leyendo y de esta forma me he tropezado vuetro post. La verdad me ha gustado la web y pienso volver para seguir pasando buenos ratos.
    Saludos