Martes, 17 enero, 2017

Pyonyang amenaza con “castigar sin piedad” a Seúl

Las autoridades norcoreanas amenazaron el domingo con ejecutar un "contraataque despiadado" contra Naciones Unidas por su informe sobre la situación de los Derechos Humanos en el país asiático.

Pionyang


image_print

El Gobierno de Corea del Norte ha criticado este lunes a las autoridades surcoreanas por respaldar la resolución de Naciones Unidas que pide que Pyongyang sea llevado ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por las presuntas violaciones de los Derechos Humanos en el país.

En un artículo publicado por el diario ‘Rodong Sinmun’, Pyongyang ha denunciado la postura de Seúl por aplaudir la resolución, amenazando con “castigar sin piedad a Corea del Sur”, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Las autoridades norcoreanas amenazaron el domingo con ejecutar un “contraataque despiadado” contra Naciones Unidas por su informe sobre la situación de los Derechos Humanos en el país asiático.

“Es una farsa, desvergonzada y realizada únicamente por motivos políticos”, hizo saber la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias china Xinhua.

“Nuestro Ejército y nuestro pueblo niegan categóricamente esta resolución, redactadas por las indeseables fuerzas hostiles que lidera Estados Unidos”, agregó la nota, que señala como “aliados” de Estados Unidos a Japón y Corea del Sur.

“Adoptaremos las medidas más duras, un contraataque despiadado que devastará la campaña contra Pyongyang. Y una vez que la guerra estalle, estos tres países acabarán hundidos en el mar”, remachó.

La semana pasada, el Gobierno norcoreano prometió intensificar su programa nuclear ante lo que describió como “hostilidad” de la comunidad internacional, igualmente al hilo de la citada resolución.

El Tercer Comité de la Asamblea General, que se ocupa de los Derechos Humanos, aprobó una resolución que vincula los abusos en Corea del Norte a su Gobierno y, por tanto, recomienda al Consejo de Seguridad que adopte medidas, como la remisión al TPI o sanciones.

Aunque esta resolución aumentará la presión internacional sobre Corea del Norte, es prácticamente simbólica, ya que es improbable que el Consejo de Seguridad –con China, el principal aliado de Pyongyang, como miembro con derecho de veto– remita este asunto al TPI.

China y Rusia, también con derecho de veto, ya respaldaron la semana pasada la intención de Cuba de introducir una enmienda en el borrador de resolución que pretendía eliminar la petición al Consejo de Seguridad para que enviara el caso al TPI.

El Tercer Comité emitió un informe el pasado mes de febrero en el que detalla las numerosos violaciones de los Derechos Humanos perpetradas en Corea del Norte, que incluyen campos de concentración, torturas y hambrunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *