Sábado, 22 Septiembre, 2018

            

Puntos clave para realizar la revisión de tu coche

Para saber cuándo debes cambiar los amortiguadores delanteros u otros elementos de mecánica, habitualmente, los fabricantes de coches marcan una primera revisión más o menos a los 15000 kilómetros, o a los 12 meses de usarlo

Chevrolet
Remitido


image_print

¿Tienes un Chevrolet y quieres mantenerlo en las mejores condiciones posibles? Sobre todo, saber cuándo debes hacer las revisiones técnicas del vehículo es esencial. Hacer un mantenimiento responsable de tu coche te ayudará a garantizar su buen estado y, por lo tanto, tu seguridad en la conducción. Los mecánicos consideran estas revisiones un requisito indispensable para optimizar la vida útil de cualquier automóvil. Por supuesto, también deben respetarse para garantizar la vigencia de la garantía oficial proporcionada por el fabricante.

De hecho, los fabricantes establecen en los manuales de uso de cada modelo los plazos de tiempo y kilómetros en los que debes hacer una revisión a tu coche. Su objetivo es controlar tanto la mecánica como la seguridad de tu vehículo. Una vez hecha esta primera revisión, tú mismo debes establecer un calendario de revisiones. Ten en cuenta que la prevención es tu mejor aliada para evitar problemas y riesgos en la circulación. Por lo tanto, no escatimes a la hora de acudir al taller para comprobar que todo va bien en tu automóvil.

Las revisiones habituales

Como por regla general los conductores no conocen tales detalles y para saber cuándo debes cambiar los amortiguadores delanteros u otros elementos de mecánica, habitualmente, los fabricantes de coches marcan una primera revisión más o menos a los 15000 kilómetros, o a los 12 meses de usarlo.

La segunda gran revisión de coches se realiza entre los 30 000 y los 35 000 kilómetros, y se dedica especialmente a los sistemas de seguridad activa y pasiva del vehículo, así como a comprobar el estado del anticongelante. La lista de factores a revisar en esta visita al taller incluye el aceite, los filtros, el escape, las bujías y las pastillas de freno, entre otros elementos.

Por otra parte, deberás hacer una 3º revisión al llegar a los 60 000 kilómetros, en la que destacan sobre todo el estado del líquido de frenos y la valoración del estado de la correa de distribución para su posible sustitución. En la actualidad es muy sencillo encontrar en un solo click los repuestos de la marca.

¿Y a partir de aquí? Cuando hayas hecho la tercera revisión del coche, ya puedes empezar a planificar visitas al taller cada 10 000 o 15 000 kilómetros realizados, sea cuál sea el tiempo que tardas en realizar este número de kilómetros. Además, ten en cuenta que la realización de controles preventivos antes de irte de vacaciones o de realizar un gran viaje te ayudará a reducir los riesgos de un accidente o de una avería que te deje tirado en la carretera.

La prevención se convertirá en tu mejor aliada para conseguir una circulación segura en todo momento y reducir, de esta manera, las posibilidades de tener un accidente. No olvides llevar al día tus revisiones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.