Martes, 24 enero, 2017

Punto de inflexión

El Granada CF recibe este domingo al Betis (Nuevo Los Cármenes, 12.00 horas) con la intención de sumar tres puntos que apacigüen el ambiente

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Román Callejón @romancallejon


image_print

“No pienso ni en empatar ni en perder”. Quique Pina resumió este viernes la mentalidad con la que llega el Granada CF al duelo que disputa este domingo (Nuevo Los Cármenes, 12.00 horas; Canal+Liga y GolT) ante el Real Betis. Tras una serie de malos resultados que han llevado a los de Alcaraz al borde del abismo, ganar al colista se presenta más como una necesidad que como un objetivo. No hacerlo podría generar una importante convulsión dentro del equipo.

Por ello, el club ha vivido una semana especial para tratar de mentalizarse de cara al derbi regional. El grupo se ha concentrado durante tres días en La Manga del Mar Menor y ha cerrado filas de puertas adentro junto al presidente y junto a un entrenador que es consciente de que su continuidad se vería amenazada si el Granada no es capaz de derrotar al Betis. Quique Pina expresó el viernes su apoyo al técnico en una comparecencia pública extraordinaria, pero la realidad del fútbol invita a pensar que Alcaraz pendería de un hilo si el resultado es negativo.

Por otro lado, la situación del rival es sensiblemente más delicada que la del Granada. El Betis se presentará en el Nuevo Los Cármenes consciente de que debe agarrarse con fuerza a una de sus últimas oportunidades para engancharse a la pelea por la permanencia. Los verdiblancos saben que una derrota les alejaría casi definitivamente del objetivo, mientras que una victoria les permitiría situarse a siete de la salvación y con el average favorable en el duelo ante los rojiblancos.

De este modo, la coyuntura dibuja un escenario muy delicado para los locales y dramático para los visitantes. A ninguno de los dos parece servirle de mucho un hipotético empate, por lo que cabe esperar que ambos salgan en busca de tres puntos que les acerquen al objetivo. El Betis llega después de diez meses sin ganar lejos del Villamarín, precisamente desde que lo hiciera el año pasado en Los Cármenes, mientras que el Granada buscará poner fin a una racha de tres derrotas consecutivas.

ASPECTO DEPORTIVO

En el plano meramente deportivo, el Granada recibe al Betis con varias bajas relevantes. La primera, la de Manuel Iturra. El centrocampista chileno, héroe de la hinchada rojiblanca y pulmón del equipo, tendrá que ver el partido desde la grada después de ver en Cornellá su quinta cartulina amarilla de la temporada. Tampoco estarán Mainz, con problemas musculares, e Ighalo, que continúa inmerso en el proceso de recuperación de su rodilla. Además, a última hora se ha caído de la lista Pereira, aquejado de molestias en los lumbares.

Ante esta serie de circunstancias, Lucas Alcaraz se ha vuelto a ver obligado a mirar hacia abajo para completar la convocatoria con dos jugadores del filial. Fatau y Boateng estarán en el encuentro frente al Betis, e incluso es posible que el primero de ellos juegue como titular en el centro del campo. También regresa a la lista Dani Benítez, que no ha sufrido demasiadas secuelas tras la entrada de Foulquier que le provocó un pequeño esguince el pasado martes.

Por otro lado, en cuanto al posible once inicial, cabe esperar que Francisco Medina Luna ‘Piti’ regrese a la titularidad después de ver desde el banquillo la primera hora del partido en Cornellá. El catalán, señalado en las últimas semanas por su bajo rendimiento, está llamado a liderar la reacción de un equipo que formaría, además, con Roberto en la portería; Nyom, Ilori, Murillo y Angulo en defensa; Fatau, Fran Rico y Recio en el centro del campo; Brahimi en el otro costado; y El Arabi en punta.

Por su parte, el Real Betis cuenta con la baja de última hora de su lateral izquierdo habitual, Nacho, así como con la del guardameta Sara, que, en todo caso, partía con escasas opciones de jugar ante Antonio Adán. Tampoco estarán Braian Rodríguez, Paulao y Vadillo, lesionados.

En cuanto al once se refiere, Gabriel Calderón podría optar por reforzar la defensa con cinco hombres y plantear el partido con una formación 5-3-2 con Adán en la portería; Juan Carlos y Juanfran como carrileros; Ndiaye, Jordi Figueras y Amaya en la defensa; Verdú, Lolo Reyes y Nono en el centro; y Rubén Castro junto a Jorge Molina arriba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *