Lunes, 24 Julio, 2017

            

Puntedura: “El nuevo decreto sobre el botellón no ataja la raíz del problema”

El ayuntamiento, por su parte, hace un balance positivo tras el primer fin de semana con esta medida, en el que se han hecho unas 60 denuncias

Botellódromo durante la celebración de la fiesta de la primavera | Foto: archivo


image_print

Paco Puentadura, a propósito del primer fin de semana de botellón bajo el nuevo decreto que el alcalde de Granada, José Torres, emitiera el pasado viernes, ha sido contundente al decir que “es un verdadero fracaso este decreto cuando no ataja la raíz del problema”: “Que durante unos días se ponga un dispositivo policial que multe a los que aparezcan, no soluciona nada. Se han puesto 60 multas este fin de semana que no acaban con este problema, ni con los otros miles de conflictos en el botellódromo que causan molestias a los vecinos”.

PROBLEMAS DEL BOTELLÓN

Puentedura enumeró algunos de los principales problemas que plantea el botellón en Granada:

– “El botellódromo genera un efecto llamada en la ciudad de Granda inasumible. Hay operadores turísticos que venden el modelo de botellón. Muchos jóvenes no son ni de la ciudad, vienen de otras partes a fiestas organizadas. Este es uno de los aspectos que se olvida de controlar por el ayuntamiento y se genera un incumplimiento constante de las ordenanzas municipales”.

– “El botellódromo se ha convertido en una zona sin ley, donde el consumo en menores está a la orden del día, no hay dispositivo de protección civil. De nada sirve plantear un modelo de mano dura, que no hace nada, cuando lo que se tiene que hacer es plantear el cierre definitivo del botellódromo para terminar el efecto llamada y para no promover este modelo de ocio juvenil de consumo de alcohol”.

POLÍTICAS DE JUVENTUD DEL AYUNTAMIENTO

Francisco Puentedura reseñó que “el derecho al descanso para los vecinos es un derecho fundamental, también el ocio de los jóvenes, pero cuando este derecho al ocio transgrede al del descanso, hay que acabar con ello y buscar alternativas”.

En este sentido, quiso denunciar “la pasividad del ayuntamiento al respecto”: “Se trata de señalar el fracaso de las políticas de juventud del ayuntamiento, porque no están proporcionando alternativas que no pasen por el consumo indiscriminado de alcohol.

ALTERNATIVAS

En contraposición a las propuestas del PP, el dirigente de izquierdas dijo que IU “lleva años planteando alternativas”: “Abierto hasta el amanecer, que se desarrolla en Gijón, es una medida que retiraría a unos 30.000 jóvenes del botellón”.

En este orden de cosas, Puentedura cerró con: “El botellódromo debe de cerrarse cuanto antes. Que se establezca un periodo de tiempo para que las medidas alternativas vayan tomando cuerpo. Creemos que un periodo de seis meses es suficiente para que se adopten medidas intermedias y se creen esas propuestas alternativas”.

CIUDADANOS TAMBIÉN ES CULPABLE

El edil de IU también se acordó del partido naranja: “Nos sorprende mucho la posición del partido Ciudadanos, que sustenta al gobierno con respecto al problema. La plataforma contra el botellódromo lanzó un compromiso a la ciudad de Granda. Grupos municipales como PSOE, Vamos y Ciudadanos, firmaron ese compromiso para el cierre. Escuchar hace unos días a Luis Salvador diciendo que él nunca ha prometido el cierre, demuestra cinismo, porque su firma está escrita”.

En cuento a esto, Puentedura expresó que “no puede ser que el ayuntamiento siga dando la espalda a este problema con la connivencia de Ciudadanos” y que “desde izquierda unida damos nuestro apoyo a los vecinos de esta zona por el cierre del botellódromo y para que Granada no siga siendo la ciudad del turismo de botellón”.

EL AYUNTAMIENTO SÍ ESTÁ SATIFECHO

La concejal de Protección Ciudadana y Movilidad en el Ayuntamiento de Granada, María Francés, se ha mostrado satisfecha con el control policial en la zona del botellódromo durante el fin de semana porque “el descanso de los vecinos ya se estaba perturbando más de lo normal”.

La edil ha asegurado que se llevaba tiempo actuando en la zona pero “las intervenciones se han incrementado” desde que el alcalde, José Torres Hurtado, dictó un decreto con una batería de medidas encaminadas a obtener una mayor eficacia policial en el botellódromo, de modo que los jóvenes sólo hagan botellón en el recinto habilitado para ello y no en las calles ni plazas aledañas.

Francés ha mencionado el “equilibrio” entre el derecho de los jóvenes a divertirse y el del resto de los vecinos a descansar y ha afirmado, en este sentido, que hay concienciación general con respecto a este tema con la existencia de muchas políticas y la ley ‘antibotellón’ puesta en marcha hace ocho años en la que ella misma fue ponente y testigo de su aprobación.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Algún día y solo algún día, la gente de Granada se enterará que todo lo que mueve el botellón son jóvenes, los cuales dan de comer a gran parte de la empresas y viviendas de alquiler de Granada. Si las copas costasen 1,2€ o 2,2 € nos daría igual pagarlo, pero ya qu una copa no baja de los casi 4 euros en pubs y de 5 en algunas discotecas preferimos gastarnos esos 5 € en una botella. Ya lo que cada uno beba es su problema pero que el botellón en invierno es un desierto, y en las casas tampoco se puede beber, eso otra. Enseguida los vecinos llaman a la policía, una multa….etc, etc.