Jueves, 30 Marzo, 2017

Pulianas toca de nuevo a la puerta de IKEA

El Ayuntamiento de Pulianas ha mantenido ya una “breve conversación telefónica” con IKEA, que ha pedido que, una vez formalizado el documento de la reparcelación de los terrenos, se lo remitan para volver a estudiar la viabilidad del proyecto

Interior de la tienda de IKEA en Málaga | Autor: malagatrabaja.com
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

Ikea es una de las franquicias más esperadas en Granada y ahora tiene luz verde para instalarse. Pulianas está lista para recibirlo después de que los propietarios de los terrenos pertenecientes al Plan Parcial PPI-03 de dicha localidad aceptaran las condiciones. Ese fue el talón de Aquiles del municipio, que ante la negativa de un grupo de propietarios que inicialmente se negaron a la reparcelación de los terrenos, vieron pasar como una estrella fugaz la oportunidad de tener en ‘casa’ a este magnate de la mobiliario y decoración para el hogar.

“Veo muy difícil que Ikea abandone la idea de instalarse en Pulianas”, comenta a Granada Digital el alcalde del municipio, José Antonio Carranza, quien asegura que, tras este nuevo paso marcado por la unanimidad, ya se ha establecido una “breve conversación telefónica” con la empresa. “Nos han dicho que una vez que el documento pase por notaría, se lo traslademos para estudiar nuevamente el proyecto”, explica a este medio Carranza.

En 2015, Ikea abandonaba su idea de abrir una tienda en el municipio. La multinacional se cansó de las trabas urbanísticas y administrativas que estaban retrasando sus planes desde el año 2006, fecha en la que Ikea puso sus ojos en la ciudad de la Alhambra.

¿QUÉ SUPONDRÍA IKEA PARA GRANADA?

Los beneficios de la cadena de muebles Ikea en España se dispararon el año pasado. La empresa sueca se embolsó 78 millones de euros netos, un 43,6% más que en 2014. Lo hizo pese a que sus ventas crecieron por debajo, el 10%, hasta los 1.281 millones de euros de facturación. Estos resultados incluyen solo Ikea Iberia e Ikea Norte, es decir, las 16 tiendas de la España peninsular, y no los puntos de venta que tienen en Canarias y Baleares, filiales independientes.
Málaga, la provincia más próxima a la ciudad nazarí, ha sido el consuelo para muchos granadinos que han decidido escaparse, en su mayoría, los fines de semana para ‘dar un paseo’ por la tienda de las tentaciones. De hecho, la propia tienda aportó que, en el ejercicio de 2014, su tienda recibió un total de 240.000 visitantes provenientes de la provincia de Granada, lo que supone el 8% del total de visitas de la tienda.

En el análisis que hizo Pulianas de lo que podría significar tener a este magnate en su término municipal, se hablaba de la creación de 2.000 puestos de trabajo. No obstante, la cifra podría variar notablemente, “dependiendo del proyecto que se plantee ahora”, matiza el alcalde. “No queremos crear incertidumbre en la población ni adelantarnos hasta que no sepamos cómo y de qué manera será el proyecto”, explica Carranza, quien se muestra cauto para no generar ilusión entre la población desempleada en su municipio.

RIVALES DE PULIANAS

El punto y aparte que Ikea puso a su proyecto en Pulianas el pasado año, propició que otros municipios tocasen a la puerta de la gran tienda, ofertando sus terrenos para albergar las instalaciones.
Motril, Albolote y Santa Fe lo intentaron, pero solo éste último tuvo respuesta.

A principios de este año, el consistorio de Santa Fe afirmaba que IKEA mostró su interés en el municipio y que tenía intención de poder concertar un encuentro para estudiar la viabilidad del proyecto.

Respecto a este municipio rival, el alcalde de Pulianas nos ofrece su visión particular: “Veo difícil que Ikea abandone su proyecto en Pulianas porque tenemos ya mucho camino ya andando”, asegura Carranza.

UN ‘APERITIVO’ EN GRANADA

Falta saber si la multinacional sueca quiere volver la vista al pasado y retomar su plan de montar aquí una de sus tiendas. Por el momento, los granadinos van a tener que conformarse con el aperitivo que dejó la multinacional en Granada.

Vista la demanda, Ikea dispuso el año pasado un servicio de entrega en Granada. Al comprar en la tienda de Málaga, pueden apartar el pedido para que en 72 horas, lo puedas recoger en un almacén de Albolote (Calle Lanjarón 11. Salida 119 desde E-902/A44. Junto a la ITV).

El envío de los muebles -y demás utensilios- tiene un coste de 59 euros para compras no superiores a 1.500 euros. Si se sobrepasa esa cantidad, se sumarán 39 euros por cada 1.500 euros más, tal y como indican en el propio catálogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *