Jueves, 25 Mayo, 2017

Puertas abiertas a la solidaridad

Los fondos del rastrillo organizado por el Banco de Alimentos irán destinados a mantener el proyecto, que el año pasado repartió más de 5 millones de kilos de alimentos.

Escaparate del Rastrillo Solidario del Banco de Alimentos | Foto: Getly Arce


image_print

Minutos antes de su inauguración oficial, el rastrillo organizado por el Banco de Alimentos de Granada ya había llamado la atención de muchas personas que se adentraban en el local para comprar o, simplemente, echar una ojeada.

Este espacio, la antigua tienda EMA, en la calle Darrillo de la Magdalena, ofrece hasta el viernes una amplia variedad de artículos obtenidos gracias a la solidaridad de multitud de empresas granadinas de alimentación y donantes particulares que son puestos a la venta a un buen precio.

Pasarse por este local, y hacer alguna compra es una buena excusa para colaborar en esta acción benéfica que repercutirá en la mejora del proyecto. Los fondos que se recauden por cada artículo vendido irán destinados al mantenimiento de las instalaciones del Banco de Alimentos de Granada, que se encuentran dentro de la Unidad Alimentaria de Mercagranada. Allí están los almacenes, las oficinas y también los vehículos de recogida y reparto de mercancías.

El Banco de Alimentos precisa de esta ayuda para continuar desarrollando su actividad diaria, que no es poca, ya que solo el año pasado repartieron en la provincia de Granada más de 5 millones de kilos de alimentos. El Banco de Alimentos de Granada es el ‘salvavidas’ de diferentes asociaciones, residencias y familias. Casi 50.000 familias se han beneficiado de este supermercado solidario.

Rastrillo-Solidario-Banco-Alimentos-2015-002-Angela

LA DEMANDA SE MANTIENE

Una ayuda inestimable que refleja la cruda realidad a muchos granadinos,quienes tienen que acudir a alguna de las más de 200 instituciones con las que colabora el Banco de Alimentos en nuestra provincia.

Y es que, mientras ciertas esferas aseguran que la economía mejora y que muchas personas, poco a poco, están saliendo de una situación económica complicada, “Granada no nota mejoría”, asegura el presidente del Banco de Alimentos, Antonio López-Barajas, “aunque a nivel de macroeconomía supuestamente ha mejorado, a pie de calle no es palpable o, por lo menos, el Banco de Alimentos no ha visto disminuir la demanda”, o así lo puede constatar las entidades que colaboran con ellos, “ellas son las que pueden notar alguna diferencia pero nosotros no hemos notado que baje esa demanda”, matiza de forma honesta Antonio.

Y si la demanda se mantiene, el trabajo diario que hay tras la fachada del Banco de Alimentos, también. Hay más de 150 voluntarios que se vuelcan, día a día, de forma altruista en gestionar y organizar todo el ‘stock’ de este proyecto que lleva más de 20 años funcionando.

Rastrillo-Solidario-Banco-Alimentos-20-15-003-Angela

Detrás de uno de los mostradores del rastrillo está Isabel González, una de las voluntarias del Banco. Isabel, con una sonrisa de oreja a oreja, nos atiende mientras dobla un pijama de bebé, que acaba de mostrarle a una señora interesada por tal prenda. “La verdad es que estamos todos muy animados, con mucha ropa y ganas de vender. Se está acercando mucha gente porque el local está en una zona muy céntrica”, asegura Isabel. “Esperamos vender mucho para sacar ‘dinerito’ para el Banco y poder seguir ayudando”, desea esta voluntaria.

“Los precios son estupendos. Por eso venimos, porque nos sale más barato y, además, ayudamos”, nos comentan dos mujeres que acaban de comprarse cada una un bañador para el verano que viene.

“Tiene muy buena pinta esto”, comenta un caballero que pasaba por la calle Párraga y que la curiosidad le ha hecho entrar al ver a “tanto follón” en el local. “Le diré a mi mujer que venga porque visto muchas cosas que seguro que le gustan”, añade de forma risueña este granadino jubilado.

A Marcos y Julia, una joven pareja granadina, no les ha pillado por sorpresa este rastrillo. “Me lo dijo un familiar que colabora con el Banco de Alimentos y hemos aprovechado para comprar una pulsera para mi madre”, asegura Marcos.

Y es que lo de ‘rastrillo’ no es por ponerle un nombre genérico. En el local, dividido por zonas, se puede encontrar todo tipo de artículos: ropa para adultos y niños, alimentos en general y también infantil, bisutería, calzado, complementos, productos de la Alpujarra, vinos, etc.

GRAN RECOGIDA DE ALIMENTOS

Rastrillo-Solidario-Banco-Alimentos-2015-Angela

El rastrillo estará abierto hasta el 20 de noviembre en horario de 11:00 a 21:00h. Pero si se le pasa esta fecha y quiere colaborar con la causa, aún quedan grandes oportunidades para hacerlo, ya que el Banco de Alimentos regresa, un año más, con su tradicional recogida anual por toda la provincia los días 27 y 28 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *