Viernes, 28 Julio, 2017

            

PSOE augura retrasos y cambios sustanciales en la aplicación del Plan de Movilidad de la capital

Especialmente en lo referido al intercambiador de la Línea de Alta Capacidad (LAC) en la Caleta

E.P.


image_print

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada augura que el Plan de Movilidad se aplicará con “retraso” y con cambios sustanciales, especialmente en lo referido al intercambiador de la Línea de Alta Capacidad (LAC) en la Caleta, toda vez que el “equipo de gobierno se está dando cuenta” de que “es imposible” que se lleve a cabo “como estaba previsto”.

El concejal del PSOE José María Rueda ha dicho tener constancia de que el propio alcalde, José Torres Hurtado (PP), y la concejal de Movilidad, Telesfora Ruiz, están trasladando a colectivos vecinales que la reordenación en la movilidad podría retrasarse más allá de abril, fecha prevista para la puesta en funcionamiento de las LAC, que conllevan dos intercambiadores, uno en la Caleta y otro en el Palacio de Congresos.

En declaraciones a Europa Press, Rueda afirma que el Ayuntamiento ha comenzado a percatarse de que la Línea de Alta Capacidad no podrá hacer el recorrido entre los dos intercambiadores en los tres minutos que se habían fijado, dado que en estos puntos, especialmente en la Caleta, confluirán los autobuses metropolitanos, con los de los barrios y el propio metro.

Para Rueda, si el tiempo estimado en este trayecto “falla” lo hará todo el sistema, y por ello ha reclamado al alcalde que aclare los plazos previstos para instaurar las LAC y crear los intercambiadores y si el sistema se mantendrá conforme a lo previsto inicialmente, dado que “hay muchos ciudadanos pendientes de este asunto vital para la ciudad”.

Para el edil socialista, la “medida estrella” del equipo de gobierno para este mandato, el Plan de Movilidad, acabará siendo “un fiasco”, al igual que a su juicio está ocurriendo con otras medidas impulsadas por esta Concejalía, como la ordenanza de vados.

“No la aprobaron en el pleno de diciembre, que era cuando tocaba; tampoco en el de enero y estamos seguros de que le van a seguir dando vueltas”, ha señalado Rueda, al tiempo que ha advertido de que este tipo de medidas no se pueden poner en marcha sin “consenso” y eliminando el concepto de “voluntariedad” en los vados.

“Si un ciudadano tiene una cochera y no quiere poner vado no se le puede obligar a hacerlo por afán recaudatorio”, ha clamado el edil, a cuyo juicio el equipo de gobierno se verá obligado a introducir modificaciones en esta ordenanza ante el rechazo ciudadano que está generando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *