Viernes, 28 Julio, 2017

            

PSOE afirma que el proyecto para la entrada del AVE aislará a 20.000 vecinos de La Rosaleda y de La Juventud

Deja aislados a más de 20.000 vecinos de los barrios de La Rosaleda y de La Juventud

Agencia


image_print

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado que el proyecto de entrada en superficie del AVE en la capital “diseñado por el PP” deja aislados “a más de 20.000 vecinos de los barrios de La Rosaleda y de La Juventud”.

Así lo ha señalado el portavoz del grupo socialista, Francisco Cuenca, durante una visita al barrio de La Rosaleda, en el Distrito de Ronda, donde se ha reunido con un grupo de vecinos a los que ha informado de esta situación, que ha achacado a la creación de un muro “de más de tres metros de alto que recorrerá toda la calle Jesse Owens hasta el cruce con el Camino de Ronda”.

“Esto no se lo ha contado el alcalde a la gente que dentro de poco se va a topar con una tapia delante de sus narices por culpa de no hacer las cosas bien, ahora que podemos”, ha señalado Cuenca, a cuyo juicio la entrada provisional del AVE tiene “toda la pinta de convertirse en definitiva”.

“El alcalde va a permitir que se mantenga para siempre la cicatriz que supone para Granada mantener unas vías en superficie, perdiendo la oportunidad histórica de soterrarlas, lo que demuestra su incapacidad para defender lo que a Granada le conviene, y la escasa visión de futuro que tiene”, ha añadido.

El concejal del PSOE ha lamentado que el regidor no comparezca ante los vecinos de los barrios afectados para consensuar con ellos soluciones para un problema que considera histórico.

“Estamos aquí, con papeles en la mano, con los planos del proyecto, explicando a los vecinos lo que debería hacer el equipo de Gobierno. Pero, está claro, y estos días lo hemos vuelto a comprobar, que Torres Hurtado prefiere el insulto, el desprecio al movimiento vecinal cuando algún colectivo no se pliega a sus deseos. Exigimos, una vez más, que el alcalde cambie de actitud, que se siente, que dé la cara, y si no es capaz de hacerlo que, al menos, no insulte”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *